miércoles, 31 de marzo de 2010

BUSCANDO ENCUENTROS

Desde mi propia cima,
desde mi conciente mas ciego
busco afanosamente el encuentro.

Tú y yo, o un nosotros
perdidos en el valle obscuro
de sombras internas o nocturnas.

Desde mi propia cima
me arrojo al vacío de mi misma
soportando el vértigo en mi vientre.

Tu y yo, o tal vez un nosotros
buceando en los mares de los supuestos
Buscando el espejo donde reencontrarnos.

Vacío lleno de secretos escondidos
en los cuerpos que cuentan historias
a través de sus gritos no descifrados.

domingo, 28 de marzo de 2010

UN HOGAR PARA MI VEJEZ



Pequeño gran mundo que
has crecido junto a mis retinas
de horizontes soleados.


Pequeño gran mundo
alimentado por mis deseos,

me has abrazado
fecundando en mi, los sueños
de hogar imaginario.

Existente e invisible,
tangible como mi alma.
Fugaz como una brisa
que por la mañana
me roza las mejillas.

Pequeño y gran ensueño

con olor a madera fresca y
perfumes de hierbas,
bosque piadoso.
De silencios compasivos, y trinos mágicos.


Pequeño gran mundo,
de imágenes promisorias,

con el respirar de claves de sol e incienso.
Con la soledad que me llena de mí.

Pequeño y gran sueño
de lámpara encendida y el cálido reflejo
de leña ardiente.

Hogar

de palabras de grafito y papel.

Pequeño y gran ensueño
de morada final
de plenitud del espíritu
libre.

Hogar de tierna madera,
te dibujas en mi aire

y sobre los rascacielos brillantes
de multitudinarias soledades disfrazadas.




viernes, 26 de marzo de 2010


No hay nada interesante que pueda escribir, nada para transmitir. Sólo entré en el blog, para no sentirme tan sola. Porque no hay inspiración alguna. Porque el llanto comprimido convive ahí. Porque soy presa de mí misma, y tal vez haya tirado muy lejos la llave de la libertad.
Hoy no hay nada. Nada interesante o no interesante. Sólo estoy yo conmigo misma en esos días donde uno no debería estar sólo. Donde uno debería poder recostarse en el hueco de un pecho abierto. Donde uno debería poder sentir la calidez de una piel tibia rodeandome y que me acompañara con una sinfonía de dulces besos, mientras mojo su pecho con lágrimas que no le pertenecen.
Pero no hay un "él". No hay un rostro que extrañar, ni que celar. No hay un rostro al que esperar en una madrugada.
Y entonces quedo reducida al núcleo de mi célula espiritual, tan reducida que sólo puedo protegerme metiéndome dentro de mi caja. Mi dulce caja.
Ni siquiera espero respuesta...sólo es uno de esos días.
Seguramente ya pasará, como todo.

jueves, 25 de marzo de 2010

CUERPOS -El SUBLIME TEMPLO DE LA LOBA (pelaje o cascarón)


Ella quería contar una historia, pero las malezas del bosque se enredaban en sus emociones y sus pensamientos a tal punto que siendo muy locuaz, en esa situación no lograba encontrar la forma de darle forma justamente a esa forma.
A esa forma, a ese cuerpo, hogar forzoso, heredado. Cuya venta o cambio está prohibido por las leyes de la misma naturaleza, acaso un castigo o tal vez una bendición. Y de eso quería hablar ella.
Se mezcló entre los arboles de la luna, abrazando la niña que fue, con la mirada de la loba sabia que es hoy.
Con la simplicidad de aquél que ha aprendido a fuerza de errores, con esa humildad sentida. Quedóse mirando el horizonte mientras la luna la cuidaba, ayudándola a explorar el interior de su esencia.
Ella quería contar una historia, pero no sabía por donde empezar ni que forma darle.
La ternura de la pequeña lobezna que sostenía amorosamente en sus brazos la retrotrajo a su misma niñez. Y la atmósfera hogareña volvió a su mente y a su corazón, sabiendo que la única forma de contar la historia, era contándola sin más.
La pequeña lobezna había nacido con un serio problema en su pelaje, algo extraño en las manadas de lobos que la circundaban. La loba madre no entendía bien de qué se trataba eso y así comenzó a lamerla interminablemente y hasta a veces casi obsesionada le mordisqueaba la piel con la intención de quitarle eso extraño que tenía. No era fácil para la loba madre, salir por las noches a recorrer los bosques, pues las otras manadas miraban con recelo y rechazo a la pequeña lobezna. Muy angustiada fue a ver a la bruja que habitaba en el claro del bosque, en esa choza olorienta, intentando una y otra vez conseguir algún brebaje mágico que le quitara esa extrañeza el pelaje de su pequeña cachorra.
Entre tanto la pequeña sólo observaba callada, obediente, aunque todas esas cosas le causaran tanto dolor por dentro como por fuera. Desde ya que nada de lo que intentó su madre dio resultado efectivo. Ella continuaba conviviendo con su pelaje deslucido, triste y doloroso.
A medida que la pequeña fue creciendo su carácter había perdido la escencia de las lobas. Con las heridas en su piel y las marcas invisibles en su corazón, era incapaz de defenderse sola en la bestial y agresiva convivencia con las otras manadas, que no la reconocían y no la aceptaban.
Los años pasaron y la pequeña lobezna tuvo que abandonar la manada materna para formar la suya propia. Un lobo extraño la había conquistado con sabiduría poco usual entre los lobos. Por primera vez sentía que era reconocida como una loba.

Ella quería contar una historia sin contarla, sin mostrar su lado vulnerable,
pero las historias a veces se cuentan igual desde el silencio que reafirma lo que se presume.

El lobo que la había conquistado pronto mostró sus dientes feroces...y aunque los lobos se mueven en manada, ella fue abandonada a su suerte por su compañero.
Miró nuevamente la luna, sintiéndose por lo menos abrazada por ella y decidió emprender un nuevo camino. Iría recogiendo vivencias por los bosques, los prados, traspasando campos alambrados y saliendo mal herida en más de una oportunidad. Eridas que marcaban aún más las extrañezas de su piel.
Desorientada, por la pérdida casi total de su olfato, debió enfrentarse a más de un peligro. Y a veces triste y cansada, se sentaba mirando la luna y aullaba de soledad, de tristeza y de dolor. Y con cada aullido elevaba una plegaria a la madre de todos los lobos, para que acudiera a consolarla (claro nadie le había explicado que ella loba madre de todas las madres, no se encontraba en la luna, que no era allí donde debía buscarla).
Una mañana soleada se despertó sintiendo muy extraño su cuerpo: algo se movilizaba en su interior. Estaba preñada y al tiempo tendría a sus pequeños lobeznos. Y así fue, tuvo cuatro hermosos lobeznos, pero uno de ellos murió, no supo bien porque. Y a los pocos días de nacidos sus pelajes comenzaron a parecerse cada vez más al de su madre. Ella comenzó a lamerlos suavemente, no quería que pasaran por momentos tan dolorosos como los que ella paso de pequeña. Y así lo hizo. Cuidó mucho a sus lobeznos que fueron creciendo, mucho mas seguros, con el olfato bien desarrollado y las alertas prendidas para inmiscuirse en el bosque ya solos.
Los años transcurrieron difíciles para ella y si bien no era una loba vieja, su aspecto seguía produciendo las mismas respuestas en los demás.
Con el alma ya gastada y su cuerpo con las señales obvias de esas pequeñas grandes batallas libradas, comenzó a sentir que su ciclo de apareamiento había concluido, pues los machos bravíos no la tenían en cuenta, es decir la veían sin verla. Ahí fue cuando comenzo a cantarle a la luna con aullidos cada vez mas sentidos, esperando que el eco que volvía a sus orejas, pudieran recordarle que estaba aún con vida. Que en verdad no se había vuelto invisible.
Extrañamente, las lobas de algunas manadas cercanas llegaban hasta ella para consultarle sobre los secretos de la supervivencia en los bosques oscuros o en las praderas invadidas por hombres que sin duda, no respetaban a los lobos.
Y sin darse cuenta se fue convirtiendo en la vieja loba sabia, a la que muchos recurrían. Ella solía reposar sobre una roca especial y quedarse dormida ante los tibios rayos del sol. Y poco a poco se fue haciendo famosa entre la población de los lobos e incluso en los pueblos cercanos había nacido una leyenda sobre ella, la loba especial, la loba diferente. Ya todos los cazadores se comentaban unos a otros la historia que describía con absoluta justicia los dotes de la loba despellejada y ya obesa. Fue tanta la repercusión que tuvo, que cuando un hombre altanero y cazador sin escrúpulos, se la cruzaba por algún sendero, quedaba petrificado por la mirada firme , segura y a la vez sabia que sus ojos emanaban y así como la había encontrado sin siquiera intentar disparar su escopeta se iba alejando lentamente y volviendo la cara para mirarla una vez más.
Fueron tantos los que así la descubrieron, que ella paso a ser muy famosa rapidamente. En el devenir de los años de soledad y dolor, la sabia loba presintió que debia realizar un cambio en su vida. Que nada debía impedir que pudiera revolcarse panza arriba sobre el pastizal o incluso sobre el lodo.
¿acaso alguien se atrevería a cuestionarle algo?...
Ella descubrió entonces que su cuerpo, que durante tantos años sintió como una prisión que la condenaba a la soledad, se había convertido en su mejor maestro y guía. Y si bien, ya no era joven, cuando se sentaba sobre aquella piedra especial, miraba la luna y hacia una mueca con su hocico como sonriéndole a la . El aire fresco del bosque acariciaba su pelambre escaso de caricias. El sol, que también se había enterado de todo, la calentaba suavemente por las mañanas.
Llegaban hasta ella los comentarios que se hacían en el pueblo, que en general eran de reconocimiento y alabanzas hacia su ser. Sin embargo ella sabiendo que era especial, se sentía humildememente sabia a través de los surcos recorridos en los años de su vida. Surcos de tierra y surcos de piel. Y cuando ya su hocico se había teñido de blanco, sus hijos, sus lobeznos -ya cada uno con su propia manada- solían pasar a unos metros de distancia oliéndose mutuamente, reconociéndose y continuando cada uno su camino.
Así fue como esa pequeña lobezna indefensa que despreciaba su cuerpo, tal vez gracias a él se convirtió en la loba alfa más respetada y conocida de todo el bosque.
Solo una cosa le hacía volver por las noches a sentarse sobre esa piedra especial mirando con tristeza la luna- como sumida en un estado de absoluta contemplacion- tratar de descifrar las marcas extrañas que veía en ella. Intentando reconocer los razgos de aquél lobo desconocido hasta ese momento, que fuera capaz de acompañarla por las noches de luna llena o bien, que le ofreciera alguna presa cazada especialmente para su hembra en celo.
Y unas noches fueron convirtiéndose en muchas hasta llegar a permanecer infinidad de tiempo mirando la luna, mientras de sus ojos caían lágrimas de historia.
Lágrimas compuestas del sudor de su pelaje enfermo...y luego una mueca muy parecida a una sonrisa se dibujaba en su bello rostro cuando veía en la luna un rostro sin rostro, como la visión de aquel lobo que en algún bosque o en alguna pradera mirando la luna, intentaría divisar su bello y envejecido rostro en su blanca superficie.

La sabia loba quería contar una historia,su historia y como si fuera un libro comenzó a leer los signos dibujados y tallados en su cuero. Al terminar con su lectura, miró a su alrededor y no vió a nadie... fue entonces que aulló como nunca lo había hecho. Fue así que rebelo el secreto que tanto le costó descubir.
El cuerpo habla!!! si, habla!!! a veces para bien y otras tantas para decir en el rostro aquellas cosas que no se quieren oir.

A partir de esa noche, cada vez que ella aulla de esa forma, como por arte de magia, los habitantes del pueblo, dejan de hacer lo que estaban haciendo y comienzan a leer sus propios cueros.




martes, 23 de marzo de 2010

LA GRAN CORNADA - (¿tiempo perdido?...)





Bravo y altivo... con tu pelaje brillante y
tu sangre caliente...
surcabas los pastizales,
las tierras fecundas,
o acaso las resecas praderas donde las raíces
son el fiel testigo de los ciclos de la vida-muerte-vida.

Bravo y altivo...
tus patas dejaban huellas y tus
olores llamaban a las hembras en celo.

Bravo y altivo....¡Salvaje!...
...bellamente salvaje...
hasta que un miserable
te llevó a la arena del hombre.

Pero...¿cómo aniquilar tremenda bravura?...
No hubo matador capaz de domar
tu espíritu taurino.

Estacas clavadas y sangre en tu pecho...
Cornadas salvajes para sobrevivir
en medio de esa arena sanguinaria.

Toro indomable, comenzabas frenéticamente
a embestir contra las defensas,
contra los portones que te separaban de la libertad

Toro indomable...
con el dolor tatuado en el cuerpo y en el alma...
con la libertad exhalando por tu hocico cansado
¡rompiste las barreras del encierro y la tortura!

Y aún con tu cuerpo vigoroso pero doliente,
saliste a las pasturas,
al sol, a la lluvia mojando tu cuero reseco.
Toro Salvaje...

¡Bravooo!...¡oleeee!... gritábamos todos
salvajemente felices!!!!...
mientras con tus patas levantabas polvaredas
y de tu hocico emanabas aires de victoria.

No podías tener la dimensión del tiempo y acaso
eso poco importaba...
Los benditos páramos de la paz
te habían aguardado...

...Toro Salvaje...

Salvajemente humano.



Con mucho cariño para mi amigo bloguero Toro salvaje.

lunes, 22 de marzo de 2010

VENTISCA DE ACEROS


Un aire acerado atraviesa mi pecho,
como viejas astillas retorciéndose en mí
sangre ya gastada.
Un aire acerado,
un paisaje brillantemente opaco
de soledades prolongadas.
Un aire acerado
y el alma amnésica de caricias
amnésica de susurros..
Hoy no hay más que un aire acerado,
con letras sueltas clavándose en mí
dejándome sin forma, sin sentido
Hoy, no hay más que letras yermas
tan sólo por costumbre
de dormir noches de sol.
Hoy no hay más que
silencio en lugar de trinos
A lo sumo, el silbido de la ventisca...
atrapado en mi garganta.

viernes, 19 de marzo de 2010

MIS DEDOS ENTRELAZADOS EN TUS SILENCIOS (en blanco y negro)

Nizar Brendan -elvazur.deviantart.com









Tú podías presentirme agitada,
ansiosa por rozarte... piannisimo ... sólo en blanco y negro.
Tan suave, que intensamente
las notas de amor que yo te hubiera provocado, hubiesen escapado en mil susurros trasnochados.
Las mismas notas,
que de mí se hubieran expresado irreverentes, en un acorde perfecto... por amor a ti, sólo a ti.

Romance entre tus largos dedos y mi piel sobre tu porcelana infinita , como un manto de seda deslizándose acompasado.

Romance de entresueños, con mareas de plenilunio o bajamar;
con la angustia enredada ante las extrañas señales que escribías en blanco y negro, sobre aquel amarillento papel pentagramado.

Y sin embargo, mis dedos aún sosobrando, soñaban con rozar una vez más muy sutilmente tu lozania; O tal vez, con un abrupto... mollto vivacce...despertarte,
iluminado por el fuego de mi si bemol,entrelazado con tu fa sostenido.
Ambos en perfecta armonía, en la complicidad de nuestro encuentro solitario.
Hoy.. sólo me habitan silencios de cuatro tiempos. Y estando frente a tí con tus dedos silenciados, imagino tus movimientos sensuales - inevitablemente en blanco y negro;-mientras alguna marea te acaricia, surcando tus silencios de redonda, o cuando un sinfin de semifusas, exhaustas, claman por llegar al último compás.

Nunca más me acerqué a ti - por aquellos repetidos silencios de redondas- que dictaba el pentagrama sin clemencia.

Sin embargo, indefectiblemente y a la distancia, te sigo leyendo - en blanco y negro...... ya sin rozar tu aliento de susurros atrapados...
tan atrapados, como las notas de mis sentimientos en el pentagrama de mi sinfonía en clave de sol ya inconclusa, o tal vez en el claro de luna que una vez me regalaste.
Atrapada entre las cinco delicadas telarañas de tu pentagrama.




jueves, 18 de marzo de 2010

Abuelita... el anhelo de un sueño (todo un atrevimiento)




Abuelita... en negrita y cursiva,
rocío de anhelos
vacíos de fresas ...
con besos de truenos.

Negrita y cursiva...
para la abuela de un cuento ,
soltando el rodete
endulzando mi invierno.




Inspirado en el Poema de Salvador Pliego.



miércoles, 17 de marzo de 2010

VIAJES DE SUEÑO Y REALIDADES

Sólo tenía ocho años cuando conocí la magestuosidad de la cordillera de los Andes. De ahí en más, la magia se desató en mí como un deseo impostergable de fundirme en perfecta comunión con una humanidad distinta, con una sonrisa amable. Con el color cobrizo de los nativos del norte.Cantando maravillosos lenguajes al compas de quenas y de sicus. Danzando en comunión perfecta con el repiqueteo de las cajas abrigadas por telares multicolores.
Ahí supe, que había nacido en el lugar equivocado,intentando viajar siempre al vientre de mi madre-hogar tierra.

La noche acariciaba el alma con su luna sonriente, una briza danzante , mientras luciérnagas de constelaciones adornaban mi pelo.
Allí estaba yo, con mis pies descalzos, sintiendo el fresco del mosaico en esa hermosa noche de verano, refrescando mi boca, refrescando mi propio reino dantesco.

La noche acariciaba mi rostro con la suave brisa que entraba por la ventanilla. Y pequeñas luces intermitentes que transitaban el cielo, penetraron mis pupilas y se estrellaron en mí transportandome a...
espacios recorridos en segundos... lugares habitados por rocas como yo, por árboles como yo, por arroyos como yo.

Y de pronto un ronronear de motores solitarios ciruclando carreteras,me van llevando con el tiempo a cuestas. Mágico presente en movimiento percibido, mezcla de pasado y de futuro.
Destino incierto, de cielos despejados, de brumas texturadas, de arcillas maleables, dulces y dispuestas. De salinas vicerales, de montes seductores.
O tal vez el destino,me trasladara hacia yermos erectos de grandeza divina, de sabiduría perenne, susurrándome al oído " siente mi abrazo, somos uno sólo".
Yermos erguidos magestuosos, susurrándome al oído:" partícula de mi ser, te he estado aguardando, para incorporarte en el intersticio de mis movimientos".

Mis pies, todavía podían percibir la frescura de las baldosas, sin embargo se encontraban abrazados de espuma y yodo, de sal y marea. Y mientras una cobija de arena pretendía cantarles una canción de cuna, ellos chapoteaban desobedientes en los lagos de mis sueños.
Sueños transitados sin tiempos,con bolsillos llenos o vacíos o simplemente con baúles rebosantes de recuerdos, convertidos en dejavau de pequeños y mágicos pueblos aguardando mi llegada.



18 AÑOS SIN JUSTICIA PARA EL HORROR



Borrosa la imagen de esta foto. Sí. Como borroso y poco transparente fue el proceso judicial que se llevó acabo en torno al atentado a la Embajada de Israel en Buenos Aires, en el año 1992.

Un día como hoy, soleado, con gente realizando sus tareas cotidianas, terminando sus horarios de almuerzos rápidos en la gran capital porteña, hasta ahí un día como cualquier otro.

Pero siendo las 14.30 las sirenas comenzaron a sonar anunciándonos un hecho terrible, que nos paralizó a todos, sin entender qué había sucedido. Los hogares tenían la televisión encendida , y nadie podía dejar de espantarse ante esas imágenes.

Pero durante 18 años continuó el dolor ya que no hay culpables.

Los diarios han titulado el ataque a la Sede diplomática Judía y en los hechos es así , pero me molestan las etiquetas, por eso digo: fue un atentado al pueblo argentino .

No soy judía, ni mahometana, ni budista, ni negra, ni blanca, ni protestante, soy sólo un ser humano, como aquellos que murieron ese día. Como aquellos que sufrieron heridas ese día. Como todos nosotros que quedamos consternados por la desesperación y el horror.

Borrosa imagen, pero lo que no es borrosa es nuestra memoria. Es bien clara.

No tengo mucho más para decir. Mis respetos a todas las víctimas y a todas las familias de las mismas.

Y para el resto de nuestro pueblo, no olvidemos.





lunes, 15 de marzo de 2010

FRAGMENTO DEL LIBRO " MUJERES QUE CORREN CON LOS LOBOS" (de Clarissa Pinkola Estes)

La Doctora Clarissa Pinkola Estés es una psicoanalista Junguiana internacionalmente reconocida como especialista, poeta, contadora y guardiana de antiguos cuentos de la tradición latinoamericana.
Se doctoró en Estudios Interculutrales y psicología Clínica, y desde hace 23 años se dedica a la enseñanza y a la práctica privada de la psiclolgía. La doctora Estés empezó a escribir este libro en 1971 y le ha dedicado más de veinte años.

Ojalá lo disfruten:


EL JUBILO DEL CUERPO: La carne salvaje


Me fascina la forma en que los lobos chocan unos con otros cuando corren y juegan, los lobos viejos a su manera, los jóvenes a la suya, los flacos, los patilargos, los rabicortos, los de orejas colgantes, aquellos cuyas fracturadas extremidades se soldaron torcidas. Todos tienen sus propias configuraciones y fuerza corporal, su propia belleza. Viven y juegan de acuerdo con lo que son, quienes son y cómo son. No fingen ser lo que no son.
Allá arriba en el norte vi una vez una vieja loba que sólo tenía tres patas, era la única que podía pasar a través de una grieta donde crecían los arándanos. Otra vez vi a una loba gris agacharse y pegar un brinco tan rápido que , por un segundo, dejó la imagen de un arco de plata en el aire. Recuerdo a una muy delicada, una recién parida todavía con el vientre deformado, pisando el musgo del borde del estanque con la gracia de una bailarina.
Y, sin embargo, a pesar de su belleza y de su capacidad para conservar la fuerza, a las lobas se les habla a veces de la siguiente guisa: "Estás demasiado hambrienta, tienes unos dientes demasiado afilados, tus apetitos son demasiado interesados". Tal como ocurre con las lobas, a veces se habla de las mujeres como si sólo un cierto temperamento, sólo un cierto apetito moderado fuera aceptable. A lo cual se añade con harta frecuencia un juicio sobre la bondad o la maldad moral de la mujer según su tamaño, estatura, andares y forma se ajusten o no a un singular y selecto ideal. Cuando se relega a las mujeres a los estados de ánimo, gestos y perfiles que sólo coinciden con un único ideal de belleza y conducta, se las aprisiona en cuerpo y alma y ya no son libres.
En la psique instintiva, el cuerpo se considera un sensor, una red de información, un mensajero con una miríada de sistemas de comunicación: cardiovascular, respiratorio, esquelético, autónomo y también emotivo e intuitivo. En el mundo imaginativo el cuerpo es un poderoso vehículo, un espíritu que vive con nosotros ç, una oración de la vida por derecho propio. En los cuentos de hadas, el cuerpo personificado en los objetos mágicos que poseen cualidades y poderes sobrehumanos, se presenta dotado de dos juegos de ojos, uno para la visión normal y otro para la clarividencia; dos clases de fuerza, la fuerza de los músculos y la fuerza invencible del alma. La lista e los dobles elementos del cuerpo es interminable.
En los sistemas de desarrollo corporal como el método Feldenkreis, el Ayurveda y otros, se considera que el cuerpo está dotado de seis sentidos en lugar de cinco. El cuerpo utiliza la piel, las fascias profundas y la carne para registrar todo lo que ocurre a su alrededor. Para quienes saben leerlo, el cuerpo es, como la piedra de Rosetta, un registro viviente de la vida entregada, la vida arrebatada, la vida esperada y la vida sanada. Se valora por su capacidad de reacción inmediata, su profunda sensibilidad y su previsión.
El cuerpo es un ser multilingüe. Habla a través de su color y su temperatura, el ardor del reconocimiento, el resplandor del amor, la ceniza del dolor, el calor de la excitación, la frialdad de la desconfianza. Habla a través de su diminuta y constante danza, a veces balanceándose, otras moviéndose con nerviosismo y otras con temblores. Habla a través de los vuelcos del corazón, el desánimo, el abismo central y el renacimiento de la esperanza.
El cuerpo recuerda, los huesos recuerdan, las articulaciones recuerdan y hasta el dedo meñique recuerda. El recuerdo se aloja en las imágenes y en las sensaciones de las células. Como ocurre con una esponja empapada en agua, dondequiera que la carne se comprima, se estruje e incluso se roce ligeramente, el recuerdo puede surgir como un manantial.
Reducir la belleza y el valor del cuerpo a cualquier cosa que sea inferior a esta magnificencia es obligar al cuerpo a vivir sin el espíritu, la forma y la exultación que le corresponden. Ser considerado feo o inaceptable por el hecho de que la propia belleza esté al margen de la moda actual hiere profundamente el júbilo natural que es propio de la naturaliza salvaje.
Las mujeres tienen buenos motivos para rechazar los modelos psicológicos y físicos que ofenden el espíritu y cortan la relación con el alma salvaje. Está claro que la naturaleza instintiva de las mujeres valora el cuerpo y el espíritu mucho más por su vitalidad, capacidad de reacción y resistencia que por cualquier detalle de su aspecto. Lo cual no significa rechazar a la persona o el objeto que es considerado bello por algún segmento de la cultura sino trazar un circulo más amplio que abarca todas las variedades de belleza, forma y función.


sábado, 13 de marzo de 2010

DIME..¿ COMO HARE? (días invisibles)


Ya lo había olvidado, bueno, casi.
Y en la penumbra de mi sangre, ya no aguardaba el llamado, ni siquiera la esperanza de una proximidad palpitante que convirtiera en río torrentoso mi sentir opacado por la indiferencia.
Y casi, casi, tenía paz en mi adormecido interior marchito. Había olvidado soñar con atardeceres, que no fueran al trasluz de mi ventana.
¡Tú no imaginas los años enredados entre matorrales de ilusiones y realidades!
Y ahora, con qué derecho irrumpes en mi sepulcro de sensualidad, despertando fantasmas de fuego y añoranzas. ¡Con qué derecho, tus palabras me acarician sensualmente, mientras tu dulzura me lastima, tanto, tanto!, recordándome las noches en las que soñaba con danzas de sudor compartido o las mañanas en que no desperté del letargo de la invisibilidad.
¡Con qué derecho haces palpitar mi sangre como loba sin manada!, si nada sabes de mí, si ni siquiera conoces mis ojos, ni mi pelaje, ni la textura de mis labios.
Con qué derecho, irrumpes haciéndome saber, que en algún lugar debes ser real. En algún lugar tu mirada penetrará el alma de una mujer que sentirá agitar su pecho, tan sólo con tu mirada.
Con qué derecho, si no te he llamado a iluminar las tinieblas que me mantenían a salvo.
Dime... ¿cómo haré para adormecer esta pasión renacida sin sentido, sin motivo y sin destino?.




FRAGMENTO DE SINHUE EL EGIPCIO (de MIKA WALTARI)- Reposición del texto ya publicado




Tengo un cariño muy especial por este libro ya que fue el primero que leí por mi cuenta a mis trece años . Y habiendo ya pasado tanto tiempo encuentro algunas cosas que tienen una vigencia estremecedora.


Tal vez en un día no muy positivo para mí.


Aquí les dejo un fragmento del primer capitulo de Sinhué el Egipcio de Mika Waltari. Libro Primero "la cesta de Caña".

Y comienza el autor diciendo:

" Yo. Sinuhé, hijo de Senmut y de su esposa Kipa, he escrito este libro. No para cantar las alabanzas de los dioses del país de Kemi, porque estoy cansado de los dioses. No para alabar a los faraones, porque estoy cansado de sus actos. Escribo para mí solo. no para halagar a los reyes, ni por miedo del porvenir ni por esperanza. Porque durante mi vida he sufrido tantas pruebas y perdidas que el vano temor no puede atormentarme y cansado estoy de la esperanza en la inmortalidad como lo estoy de los dioses y de los reyes. Es, pues, para mí solo para quien escribo, y sobre este punto creo diferenciarme de todos los escritores pasados y futuros". ( )


Porque todo lo que se ha escrito hasta ahora lo fue para los dioses o para los hombres. Y sitúo entonces a los faraones también entre los hombres porque son nuestros semejantes en el odio y en el temor, en la pasión y en las decepciones. No se distinguen en nada de nosotros, aun cuando se sitúen mil veces entre los dioses. Son hombres semejantes a los demás. Tienen el poder de satisfacer su odio y de escapar a su temor, pero este poder no les salva de la pasión ni las decepciones, y cuanto ha sido escrito lo ha sido por orden de los reyes, para halagar a los dioses o para inducir fraudulentamente a los hombres a creer en lo que no ha ocurrido. O bien para pensar que todo ha ocurrido de manera diferente de la verdad. En este sentido afirmo que desde el pasado más remoto hasta nuestros días todo lo que a sido escrito se escribió para los dioses y para los hombres.
Todo vuelve a empezar y nada hay nuevo bajo el sol; el hombre no cambia aun cuando cambien sus hábitos y las palabras de su lengua. Los hombres revolotean alrededor de la mentira como las moscas alrededor de un panal de miek, y las palabras del narrador embalsaman como el incienso, pese a que esté en cuclillas sobre el estiércol en la esquina de la calle, pero los hombres rehúyen la verdad.
Yo, Sinuhé, hijo de Senmut, en mis días de vejez y de decepción estoy hastiado de la mentira. Por esto escribo para mí solo lo que he visto con mis propios ojos o comprobado como verdad........(..)
En su maldad, el hombre es más cruel y más endurecido que el cocodrilo del río. Su corazón es más dura que la piedra. Su vanidad, más ligera que el polvo de los caminos. Sumérgelo en el río; una vez secas sus vestiduras, será el mismo de antes. Sumérgelo en el dolor y la decepción; cuando salga sera el mismo de antes. He visto muchos cataclismos en mi vida, pero todo está como antes y el hombre no ha cambiado. Hay también gente que dice que lo que ocurre nunca es semejante a lo que ocurrió, pero esto no son más que vanas palabras.

Yo, Sinuhé, he visto a un hijo asesinar a su padre en la esquina de una calle. He visto a los pobres levantarse contra los ricos, los dioses contra los dioses. He visto a un hombre que había bebido vino en copas de oro inclinarse sobre el río para beber agua con la mano. Los que habían pesado el oro mendigaban por las callejuelas, y sus mujeres, para procurar pan a sus hijos, se vendían por un brazalete de cobre a negros pintarrajeados.

No ha ocurrido, pues, nada nuevo ante mis ojos, pero todo lo que ha sucedido acaecerá también en el porvenir. Lo mismo que el hombre no ha cambiado hasta ahora, tampoco cambiará en el porvenir. Los que me sigan serán semejantes a los que me han precedido ¿como podrían, pues, comprender mi ciencia? ¿Por qué desearía yo que leyesen mis palabras?.

Pero yo Sinhue , escribo para mí, porque el saber me roe el corazón como un ácido y he perdido todo el júbilo de vivir...."



viernes, 12 de marzo de 2010

BELLEZA DE HUMANIDAD (invisible)

Aunque la tarde fuera hermosa, ella necesitaba que por fín todos salieran a realizar sus cosas, para poder sumergirse libremente en esa soledad real, dolorosamente disimulada por los cuerpos que circulaban en su entorno familiar.

Sumergirse muy profundo, mas cerca de sí misma, de su piel reseca y engrosada por la naturaleza esquiva en bondades y que la suavidad del agua la acariciase...

Aunque la tarde fuera hermosa, ella necesitaba quedarse sola

en ese espacio relajado de espectativas ajenas, de imágenes preconcebidas.

Recordar anhelos pendientes, caricias pendientes.

Su medio siglo le decía que ya se encontraba con ella. Que tal vez había buceado muy poco para hallar el amor que necesitaba.

Su medio siglo le pesaba. Ya no lograba mantener tanto la respiración como antes. Y no había una boca cercana que con un beso suave le diera una bocanada mas de aire,

para seguir buceando amores.

Soledad de todos los días. Disfrazada de quehaceres y cansancio.

Su medio siglo ya no le reprocha tantas cosas, ahora se dedica a preguntarle..

qué y cómo hará para que ésa mirada esquiva deje de serlo,

para que esa piel que aún no ha acariciado roce con valentía la suya.

Medio siglo le muestra más de una vez, un libro escrito por ella, donde pudo elegir, pero por esas cosas, eligió mal. Y entonces trata, inútilmente, de hallar la página donde esté escrita la historia de esa gran pasión vivida, de ése gran amor perdido...esas fotos reflejo de algún momento de plenitud,

pero no la encuentra... siempre tiene la ilusión de ponerse a leer esas líneas y aunque sea refugiarse en el amor de alguna vez, de otro tiempo ¿La habrá arrancado en algún ataque de furia y no lo recuerda?, ni ella lo sabe.

De pronto recuerda que debe apurarse, que pronto llegarán aquellos que la rodean, sus hijos, y no querrán verla buceando en búsqueda de amor. Toma aire nuevamente y vuelve a sumergirse una vez más, aunque sea para sentir en su piel la sensación vacía de aquello anhelado.

Unos pocos saben interpretar su mirada, triste como el Río de la Plata. Al que hoy por hoy muy pocos consideran bello (mucha contaminación).

Y su extensión se vuelve invisible sumergida en la claridad del agua. Allí no hay inconveniente en ser invisible, ya que no hay nadie.

La puerta se abre y el bullicio la retrotrae a la cocina, simulando que sólo le preocupa que preparará de cenar, mientras en el vidrio de la ventana se refleja la imagen de su mirada tan triste como el Río de la Plata.



.



jueves, 11 de marzo de 2010

OTOÑO DE FUEGO ( noches desveladas)



Su piel acunó anhelos otoñales por demasiado tiempo y su corazón se escondió tras aquellos árboles bien amontonados, para ya no verlo. Para no sentir más.

Pero cuando el otoño la visita desde su escondrijo anestesiado,las ventanas de los sentidos se entreabren, filtrándose aquellas lejanas e irrepetidas sensaciones.

Su mirada fue para ella , como un puñal despellejando su aliento. Su mirada fue para él , como si en ese instante la hubiera hecho cautiva con el mismo delicioso puñal de néctar.

Un metro de distancia entre ella y él, disfrazado de mesa servida y convertido en deseo atormentado. En sueños palpitantes extendidos en caricias incorpóreas.

Un roce circunstancial de sus labios húmedos en la comisura de su boca y el susurro indiscreto y desubicado en sus oídos - cielo e infierno para ella-.

Un silencio..., habitando quince centímetros de complicidad culposa y un dejar pasar la vida por no…traicionar.

Un silencio..., habitando quince centímetros de conciencia, que no logró sofocar el desgarrado deseo.

Quince centímetros separando sus cuerpos inevitablemente unidos, latiendo en el intersticio de las inconveniencias mutuas. Mientras sus manos permanecian entrelazadas por un hecho fortuito.

Quince centímetros de alientos agitados reprimidos.

¡Ay! ¡Sólo quince centímetros para abrazarlo y no dejarlo ir más!.

¡Ay! Tan solo quince centímetros…para huir, por ese estrecho pasillo,

multiplicados en años de distancias reales.

¡Quince centímetros... irrecuperables!

Su piel acunó anhelos otoñales durante demasiado tiempo y

en esta noche desvelada, los pies avejentados de su pasión, vuelven a acariciar lentamente las mismas anhelos, ya casi imperceptibles en su piel.

Tal vez queriendo recuperar la intensidad de un metro, o de quince centímetros, de su roce escurridizo.

O tal vez, queriendo rescatar el estremecedor estallido de imaginarlo habitando en el interior su calidez dispuesta.

Determinaciones de quince centímetros, que se sumergen en más de una lágrima por siempre, para extenderse sin medida en cualquier noche desvelada.



miércoles, 10 de marzo de 2010

ENTRAMADOS DE SUBJETIVIDADES


En este espacio incorpóreo donde nos encontramos, compartiendo ideas, sentimientos, fantasías, en más de una ocasión, se produce la más pura alquimia, entre lo que siento yo y lo que tú sientes.
Acaso, este sendero ¿es un camino de idas o de regresos ?... ¿Los rojos son de amor pasional o de fuegos destructivos?... ¿será acaso el cielo tan celeste?... Tú respondes la pregunta completando mi respuesta, enseñándome una faceta que yo no había visto. O tal vez mostrándome una realidad absolutamente desconocida por mí.
Las palabras que tú escribes al pie de mis letras, o tal vez las que yo escribo debajo de las tuyas, de alguna forma completan la obra y las mismas se reciclan, se transforman, adquieren una nueva vida y una nueva identidad, cada vez que alguien propone una respuesta, una significación.
Bella alquimia, que me hace sentir que realmente tú y yo nos deslizamos en este espiral de la vida, encontrándonos en un incesante cambio, tal vez imperceptible, pero nos afectamos.
Cambio, evolución, no sé, es esta extraña sensación de que nada es solamente como uno lo escribe o como uno lo pinta. Entramado de humanidades podría llamarlo.
Alquimia en el aire, alquimia del alma, para mí, sinónimo de libertad.
Pero entre tantas palabras me olvidaba de la pregunta en cuestión: éste sendero.... ¿ es de permanencia, de ida o de vuelta?. Tal vez en este instante sea de ida y se dibuje una sonrisa en mi rostro. Tal vez sea de regreso y de tus ojos broten lagrimas de nostalgia. No lo sé. Es la magia de la alquimia entre las subjetividades.
Gracias a todos los que me ayudan a crecer y formar esto que llamo obra. En realidad nuestra obra conjunta.




martes, 9 de marzo de 2010

ENTRE TOGAS Y ESPADAS (La ingenuidad de los sin conciencia)

Cuántas horas de pensamientos concretos, pragmáticos, absolutamente firmes, que aparejaban ese torpe regocijo de sentir tener en claro los caminos de la vida.
Un largo catálogo de deberes y una espada afilada , dispuesta a hacer justicia, engrosan las mochilas ya un tanto pesadas que cargamos.
¡Qué necios somos!... ¡Qué necios y estúpidos si creemos eso..! Puede que la toga que hoy vestimos se convierta en la mortaja fatal donde queden atrapados nuestros propios actos (nuestros propios egos).
Un día, como otro de tantos, caminaba erguida, orgullosa y con una sonrisa petulante en mis labios, ostentando sin lugar a duda el brillo de "LA VERDAD".
Pero algo inesperado sucedió: caí pesadamente, derrumbándome sobre el duro empedrado. Y mi propia espada hirió mi alma, mas intentando continuar mi transitar como si nada, de pronto me encontré amenazada por un escuadrón de seres cuyas togas y espadas relucían, dispuestos a ajusticiarme.
El tribunal ya estaba reunido y yo allí, desnuda en cuerpo y alma...ya sin mi toga y sin espada.

LA LOBA (Fragmento del libro Mujeres que corren con los lobos de Clarisa Pinkola Estes)

" Hay una vieja que vive en un escondrijo del alma que todos conocen pero muy pocos han visto. Como en los cuentos de hadas de Europa del este, la vieja espera que los que se han extraviado, los caminantes y los buscadores acudan a verla.

Es circunspecta, a menudo peluda y siempre gorda,y , por encima de todo, desea evitar cualquier clase de compañia. Cacarea como las gallinas, canta como las aves y por regla general emite más sonidos animales que humanos.

Podría decir que vive entre las desgastadas laderas de granito del territorio indio de Tarahumara. O que está enterrada en las afueras de Phoenix en las inmediaciones de un pozo. Quizá la podríamos ver viajando al sur hacia monte Albán en un viejo cacharro con el cristal trasero roto por un disparo. O esperando al borde de la autovía cerca de El Paso o desplazándose con unos camioneros a Morelia, México, o dirigiéndose al mercado de oaxaca, cargada con unos haces de leña integrados por ramas de extrañas formas. Se la conoce con distintos nombres: La Huesera, La Trapera y La Loba.

La única tarea de La Loba consiste en recoger huesos. Recoge y conserva sobre todo lo que corre peligro de perderse. Su cueva está llena de huesos de todas las criaturas del desierto: venados, serpientes de cascabel, cuervos. Pero su especialidad son los lobos.

Se arrastra, trepa y recorre las montañas y los arroyos en busca de huesos de lobo y, cuando ha juntado un esqueleto entero, cuando el último hueso está en su sitio y tiene ante sus ojos la hermosa escultura blanca de la criatura, se sienta junta la fuego y piensa qué canción va a cantar.

Cuando ya lo ha decidido, se sitúa al lado de la criatura, levanta los brazos sobre ella y se pone a cantar. Entonces los huesos de las costillas y los huesos de las patas del lobo se cubren de carne y a la criatura le crece el pelo. La Loba canta un poco más y la criatura cobra vida y su fuerte y peluda cola se curva hacia arriba.
La Loba sigue cantando y la criatura lobuna empieza a respirar.
La Loba canta con tal intensidad que el suelo del desierto se estremece y, mientras ella canta, el lobo abre los ojos, pega un brinco y escapa corriendo cañon abajo.
En algún momento de su carrera, debido a la velocidad o a su chapoteo en el agua del arroyo que está cruzando, a un rayo de sol o a un rayo de luna que le ilumina directamente el costado, el lobo se transforma de repende en una mujer que corre libremente hacia el horizonte, riéndose a carcajadas.
Recuerda que, si te adentras en el desierto y está a punto de ponerse el sol y quizá te has extraviado un poquito y te sientes cansada, estás de suerte, pues bien pudiera ser que le cayeras en gracia a La Loba y ella te enseñara una cosa ...una cosa del alma.
---------------------------------------------------------------------------------------------

Todos iniciamos nuestra andadura como un saco de huesos perdidos en algún lugar del desierto, un esqueleto desmontado, oculto bajo la arena. Nuestra misión es recuperar las distintas piezas. Un proceso muy minucioso que conviene llevar a cabo cuando las sombras son apropiadas, pues hay que buscar mucho. La Loba nos enseña lo que tenemos que buscar, la fuerza indestructible de la vida, los huesos.

La tarea de La Loba se podría considerar un cuento milagro, pues nos muestra lo que puede ser beneficioso para el alma. Es un cuento de resurrección acerca de la conexión subterránea con la Mujer Salvaje (ella llama Mujer Salvaje a la mujer que no ha sido mutilada espiritualmente durante siglos, a la escencia femenina). Nos promete que, si cantamos la canción , podremos conjurar los restos psíquicos del alma salvaje y devolverle su forma vital por medio de nuestro canto.

La loba canta sobre los huesos que ha recogido. Cantar significa utilizar la voz del alma. Significa decir la verdad acerca del propio poder y la propia necesidad, infundir alma a lo que está enfermo o necesita recuperarse. Y eso se hace descendiendo a las mayores profundidades del amor y del sentimiento hasta conseguir que el deseo de relación con el Yo salvaje se desborde para poder hablar con la propia alma desde este estado de ánimo. Eso de cantar sobre los huesos. No podemos cometer el error de intentar obtener de un amante este gran sentimiento de amor, pues el esfuerzo femenino de descubrir y cantar el himno de la creación es una tarea solitaria, una tarea que se cumple en el desierto de la psique."



lunes, 8 de marzo de 2010

MUJER....REALMENTE ESTABAS DEMASIADO CANSADA....

Hoy llegue al trabajo y me enteré que el sábado por la noche, habías fallecido.
Y me he quedado realmente triste, porque lo que te ha sucedido es algo que le sucede a tantas mujeres que anónimamente van dejando sus vidas
símbolica o literalmente hablando, en manos de situaciones
de violencia, social, familiar, económica, judicial.

Estoy realmente triste, muy triste. Hoy realmente no puedo festejar. Sólo desear que sigamos luchando por los cambios que sin duda deben realizarse.


Me imagino, que estarías demasiado cansada. Tan cansada que ni fuerzas te quedaron para comenzar a disfrutar de lo logrado.


Adiós Alicia. Sos un ejemplo.

viernes, 5 de marzo de 2010

TAL VEZ YA ESTES DEMASIADO CANSADA (una historia real de violencia)



Sólo pude verla una vez en la oficina. Con sus cabellos largos, un tanto resquebrajados mientras las marcas del dolor y la tristeza dibujadas en su rostro se desvanecían tenuemente por un suave y delicado maquillaje.
La pude escuchar hablar con otras compañeras, amena , con voz suave y cálida. Lucía su chaqueta blanca, (con su identificación que decía Alicia perteneciente al municipio de..), y un jeen azúl.
- Ella es Alicia- me dijo Silvana al presentármela.
-Hola, como estás, yo soy susana de la oficina..., le contesté cálidamente.
Pero su respuesta no fue demasiado cálida. Podía notarse a la distancia, su necesidad de preservarse de tantas agresiones y discriminación; su miedo latente, aunque nada en ese momento indicara que fuera a ser agredida.
Compartí con ella sólo esos pocos minutos, sin embargo ya sabía algunas cosas de su historia, de su dolorosa historia. Y me quedé pensando en la excelente labor del municipio al darle trabajo en relación de dependencia. Algo que es absolutamente raro de encontrar en esta sociedad que prefiere la marginalidad que el blanquear las situaciones.
Alicia tiene ahora cincuenta y tres años, recién cumplidos el mes pasado, y sólo hace dos meses logró judicialmente, la exclusión de su hogar de sus tres hijos mayores, quienes eran brutalmente violentos con ella, de todas las formas posibles.

Por fin había logrado un poco de paz. Sóla, sin familia que la sostenga emocionalmente, sus compañeros de trabajo son sus referentes más fuertes y más cercanos.
El martes pasado, nos llegó la noticia que Alicia había tenido varias convulsiones repetidas y que el sistema de emergencias la había trasladado al hospital ( donde trabajo). Me quedé preocupada. Una compañera, la había ido con ella en la ambulancia y me comentaba que, en su corto lapso de lucidez, le dijo: " por favor no te vallas, no me dejes, estoy muy angustiada" y luego de balvucear esas palabras volvió a convulsivar.
Al rato de encontrarse en la guardia, su estado sufrió una desmejoría por lo que la trasladaron inmediatamente a la sala de schok room.
Al día siguiente, tuvimos la mala noticia. Alicia había sido trasladada a Terapia Intensiva. Sergio, un compañero mío de oficina, había trabajado anteriormente con ella en otra dependencia y se encargó de estar presente en la entrega del parte médico diario. La situación no era - ni lo es - para nada alentadora.
Se encontraba y se encuentra aún, entubada, en estado de coma farmacológico inducido. Desgraciadamente, su estado empeoró al desencadenarse una neumonía en ambos pulmones. El médico dijo: "No es alentador su pronóstico".
Casi no la conozco, pero por muchas razones siento empatía con ella. Sólo dios sabe como terminarán de desarrollarse los hechos, pero me genera mucha tristeza saber, que después de tantos años de sufrimiento y a las puertas de lograr, no digo una vida feliz, pero sí de tranquilidad y dignidad, su gastado y maltratado cuerpo le juegue esta mala pasada. Aunque en realidad, es más que lógico: un ser desgastado por la violencia , con su salud desmejorada, inclusive por no tener para comer (ya que sus hijos le prohibian comer, lo que ella misma compraba con lo que ganaba con su trabajo) y tantas otras cosas terribles.
Estas palabras son para todas las Alicias o para todos los Ricardos, que tienen su Documento Nacional de Identidad equivocados (creo ser clara).

Para mí, es ella, es Alicia. No hay duda.
Los nombres no son los nombres, eso es lo que menos importa. Alicia o Ricardo o como Uds quieran llamar a este ser humano que ha sufrido tanto, se merece lo mejor.
NO A LA DISCRIMINACIÓN NI A LA VIOLENCIA POR LA ORIENTACIÓN SEXUAL. EN REALIDAD NO A LA VIOLENCIA...NO!!!

Aunque no puedas saberlo, te mando un abrazo del alma, Alicia. Y que consigas paz para tu alma (es el deseo de una sobreviviente a otra).

HONRAR LA VIDA- (de la cantautora argentina ELADIA BLAZQUEZ))



Permanecer y transcurrir
no es es perdurar, no es existir,
ni honrar la vida!
Hay tantas maneras de no ser
tanta conciencia sin saber,
adormecida...
Merecer la vida, no es callar y consentir
tantas injusticias repetidas...
Es una virtud, es dignidad
y es la actitud de identidad
más difinida!
Eso de durar y transcurrir
no nos dá derecho a presumir,
porque no es lo mismo que vivir
honrar la vida!

Permanecer y transcurrir
no siempre quiere sugerir
honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad
en nuestra tonta humanidad
enceguecida.
Merecer la vida es erguirse vertical
más allá del mal, de las caídas...
Es igual que darle a la verdad
y a nuestra propia libertad
la bienvenida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir
porque no es lo mismo que vivir
honrar la vida!


Para respirar profundo y sentirse mas humano!!! feliz fin de semana.








jueves, 4 de marzo de 2010

¿SOMOS UNA REPUBLICA?--( La importancia de las Instituciones)











Para los argentinos que lo lean,

podrán estar de acuerdo o no, pero para mí,
ésta es una terrible realidad que seguimos padeciendo.

Nuestro territorio es el que nos alberga y nos reúne,con el objeto de llegar a ser en algún momento una verdadera república.

A la izquierda se encuentra la imagen de nuestro Congreso Nacional,
y a la derecha la imagen tan conocida del símbolo de la justicia.
Hace mucho tiempo que en nuestro país,
los ciudadanos y los goberantes parecemos no comprender que en ésta democracia realmente inmadura,
existen tres poderes independientes (por lo menos así debería ser).
Y en esa inmadurez, los intereses de cada sector se entremezclan en guerras internas que no nos llevan a nada.
Pero hoy, hoy fue especial.
Cuando por cadena nacional la presidenta,
(según mi forma de ver cada vez más lejos de los criterios democráticos),entre otras cosas, acusó al parlamento de intentar desestabilizar al gobierno por no votar las leyes o decretos que el mismo les remite.
Por primera vez en todos estos años donde la línea Kichtnerista se encuentra al mando del poder ejecutivo,
ésta es la primer oportunidad donde el gobierno se encuentra con un parlamento,
cuya oposición, supera en número al oficialismo,
a fin de conseguir el cuorum necesario para secionar.
Y, en este caso, se trata ni mas ni menos que el decidir si utilizar las reservas del Banco Central a fin de pagar la deuda externa.
Y en éste tema uno puede o no estar de acuerdo, pero esa no es la cuestión.
Por lo menos para mí...
Lo que me asusta de esta situación,
es que, ante los vetos del congreso a las propuestas del poder ejecutivo,
el mismo recurre a la justicia.
Pero cuando la justicia,
interpreta que es el congreso el que debe decidir sobre éstos asuntos.
El poder ejecutivo se brota,
se enoja y comienza a realizar múltiples acusaciones para un lado y para el otro.
Acusar a al congreso y al sistema judicial de un intento de desestabilización del gobierno, me parece aberrante.
Porque, para eso están los tres poderes separados,
para que cada uno realice su trabajo, aportando los distintos aspectos que constituyen a una república
Ya que, por un lado el parlamento representa a todos los argentinos
y la justicia debe garantizar el cumplimiento de la constitución nacional.
Entonces, me preocupa que "para ser democráticos debamos ser en realidad casi monárquicos".
Ya que por lo visto,
cuando las resoluciones de los otros poderes no coinciden
(por lo motivos que fueran y estando acertados o no),
con lo que la representante del poder ejecutivo tiene en mente, de pronto son desestabilizadores de la democracia.

¡Qué ironía!... si justamente la democracia permite esta independencia de poderes, que es justamente lo que garantiza que no se convierta en una dictadura.
Yo no estoy haciendo un juicio de valoración
sobre si lo propuesto por el poder ejecutivo es
o no beneficioso para la nación
Lo que sí me preocupa seriamente,
es que desde el mismo gobierno se atente
contra la independencia de los poderes, base fundamental de nuestros derechos , tan vapuleados.
Porque como pueblo,
si nuestros representantes del congreso cometen errores,
deberemos saber tenerlo en cuenta para las próximas elecciones.
No queremos " paternalismos ni maternalismos"
, convirtiéndonos en muñecos que servimos sólo para hacerlos subir al poder.
No queremos ser rehenes de la lucha de poderes.

Sólo, cuidar y muy bien,
aquello por lo que hemos sufrido tanto para recuperar:

LA DEMOCRACIA

Con sus instituciones funcionando y con absoluta independencia.

YO NO QUIERO
Que traten de intimidarme diciéndome: "si el congreso no vota lo que yo digo, corre peligro la democracia".
No caeré en esa trampa.
Siempre he de privilegiar la democracia,
aunque, para que ésta comience a funcionar armónicamente nos lleve muchos años de acuerdos y desacuerdos.

EL QUERER MARCHAR TODOS A UN MISMO PASO ME TRAE MUY MALOS RECUERDOS.

LA DIVERGENCIA ES LIBERTAD

LOS LATIDOS DE MAYANA

       Kalimani  ,   aprendió de su abuelo Katochi , todo lo que un niño de 14 años debía saber ; sentados frente a frente y con s...