LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

domingo, 29 de agosto de 2010

CASTILLOS DE DESEOS



Tan sólo
se hallaban prisioneros
-entre las escamas de mi piel-
con sus deseos inquietos
amortajados por el dios del invierno

Aleteando/complotando
en el desértico castillo medieval
anhelando el horizonte
de su primavera

En la noche de plenilunio
desmonté los herrajes del miedo
y disolviéndome como espuma en la arena
los liberé


jueves, 26 de agosto de 2010

TRES CUERPOS

Sobre las blancas sábanas, yacían de espaldas un hombre y una mujer desnudos, boca abajo y en paralelo. Por encima de ellos- atravesado, el cuerpo de otra mujer,también boca abajo y desnuda.
Los tres parecían inertes, sin embargo, el tercer cuerpo despertó como de un letargo, percibiendo en su piel, la frialdad de los otros dos y levantó su mirada hacia una imagen, que como un holograma se materializaba: una pequeña niña internándose bajo las cobijas por pedido de su padre.


viernes, 20 de agosto de 2010

CARACOLAS DE RECUERDOS



La marea te trajo hasta mi orilla,

caracola de recuerdos dormidos.

Y anclaste en mis resecas arenas

donde el sol reveló tus oscuros secretos.

Lunas nuevas- de nocturo implacable-.

Caracolas del lecho de mi memoria

anclaron en mis ardidas arenas,

convirtiendo el verbo en presente continuo.

martes, 17 de agosto de 2010

TAL VEZ ..


Debería hechizar tus ojos
transformarlos en cinceles
escultores de los bordes de mi cuerpo
y
hacerte el artesano
de mis sentidos

Debería hechizar tus manos
convertirlas en arcilla tibia
altares donde se entreguen mis grietas
y
hacerte el vidente
de mi yo invisible

Debería ser alquimista...
pero no lo soy

jueves, 12 de agosto de 2010

ESCAPANDO HACIA MI


El desértico aguacero me acercó tu nota
-mezcla de olivos despiertos-
y un exilio inexplicable.

Junté hojas de sabios alerces,
algún cardo de recuerdo,
y un nido de hornero
donde apenas empaque mi niñez.

El desértico aguacero
trajo en sus áridos alientos,
la voz de una espina solitaria
que implacable me ordenó marchar.
Marchar a una tierra de los inmigrantes que no viajan,
-monasterio inmaculado-
alimentándome de arena de cálida playa.

Y del exilio nada...¡nada quedó!
fui la inmigrante en mi propia playa
y fui inmigrante
-en mis tierras fértiles-
que el desértico aguacero acercara hasta mi orilla.




lunes, 9 de agosto de 2010

LA VIEJA RECETA


Yo podía percibir el aroma atrapante que la suave brisa regalaba por doquier. El particular olor de la madera quemándose, sumado a todos los ingredientes que se hallaban en la olla, llegaron hasta mí zamarreando las letras que se encontraban talladas en la vieja receta. La misma receta que había escrito hace muchos años atrás pero que no me animé a preparar en aquél momento. Lo más probable es que le faltara algún ingrediente o las medidas no fueran las exactas.
Pero esta vez, el cutivante aroma fue muy intenso y el zamarreo se convirtió en un sacudón abrupto que expulsó la receta del viejo cajón. Como era de esperarse, muchas letras y palabras salieron salpicadas, como si se hubiesen encontrado dentro de una licuadora en funcionamiento y sin tapa...
Y ya no pude resistirme: entre ese perfume a esencias y los colores desparramados por la blanca superficie de la hoja, me envolvieron y me engatuzaron. ¡Si, me engatuzaron!, no tengo otra explicación. Mi mente se obsesionó en preparar lo que siempre supo sería un exquisito manjar. ¿No digo yo que me engatuzaron? ¿sino de que otra forma hubiera podido sentir tanta seguridad? - nunca me caractericé por ser muy buena en el arte culinario-.

El lugar era el indicado: ni muchos árboles ni muy descampado, ideal para improvisar una cocina a leña. El fuego encendido y el crepitar de la mezcla en la olla indicaban que ya estaba todo listo.
Busqué una cálida canasta de mimbre y salí a recoger las letras que Hansel y Gretel habían dejado entre los arbustos.





viernes, 6 de agosto de 2010

SOBREVOLANDO SENDEROS


En senderos de crudo ripio
-sin amarras-
los pájaros quedaron esclavos
del viento huracanado,
intentando refugios en lozas frías.

Los senderos de crudo ripio,
tendieron las amarras de algunos días
-anclados en tormentas luminosas-
espejismos escondidos entre
las rocas del pasado.

Escombros de crudo ripio
-disfrazados de azucenas y violetas-
en los senderos magistrales de la vida

y
los pájaros rompieron amarras
y escaparon de entre los escombros
alejándose de los inútiles espejismos.

Ahora vuelan libres sobre los sembradíos.
Ellos cantan
y yo vuelvo a caminar...


jueves, 5 de agosto de 2010

LA PLATEA DE UNA VIDA - horizontes



Cuero abrigando mis espaldas
y mis brazos reposando despreocupados.
Las pupilas inquietas, buscando el movimiento
escondido entre las sombras no tan lejanas.

Cuero abrigando mis espaldas
y una cálida alfombra,
suavizando las huellas aún latentes
entre sus hilados gastados...

Y el sol se divisaba en el cercano horizonte
marcando el rumbo,
hostigando mis anhelos reticentes
sobre los cuerpos danzantes.

Como la temida vejez galopando
hacia mi estática existencia,
escrudiñada en el bello y cálido cuero,
que no logró abrigar mucho más
que mi cobarde espalda.


NO A LA VIOLENCIA

NO A LA VIOLENCIA
Todos juntos generando conciencia