miércoles, 17 de agosto de 2016

Intentos


Y no me creen...
que entre mis ruinas respiro
que entre mis escombros
busco mis huesos
y mi inocencia.

No, no me creen
que mis canas son hierro
que mi piel
un destino desértico....

Y sin embargo canto
o grito
o aullo tantas veces
 en el llanto silencioso...

Y estiro mis manos
-como tal vez tantos otros-
buscándome,
tanteando una caricia
una sonrisa
una mirada.

Pero no me creen...
cuando digo que aún estoy viva.

Otoño

Caen mis hojas plateadas como siembra incierta de una tierra devastada Caen una tras otra sin piedad del tiempo sin piedad ...