viernes, 18 de noviembre de 2011

ENTRE SIGNOS DE INTERROGACION Y PUNTOS SUSPENSIVOS


Sacude,
-con inusitada violencia mi sangre-
la mortaja
desgajada por los años

Y
sobresalta mis sentidos
abriendo signos de interrogación
abrazando miles de
con puntos suspensivos...

Ahhh....
que crueles pueden ser
los puntos suspensivos,
antes no los había sentido así

Ahora,
son ese pequeño instante
entre cada bombeo de sangre
entre cada palpitación
entre cada frase dicha
y
aquellas palabras
que aún no se han pronunciado
añejas y rejuvenecidas
en
un torbellino que me arrastra
como una marea nocturna
como un amanecer
de arena y sol limpido

Y
entre medio de las letras
nuevamente aparecen ellos
los signos de interrogación
y los puntos suspensivos...

La respiración
se agita como la marea.
La razón lucha por ganar la partida.

Y yo
en el medio
de un tic tac
que parece extenderse
como el mismo universo.


martes, 15 de noviembre de 2011

UN GRANDE




No te rindas, por favor no cedas,

Aunque el frío queme,

Aunque el miedo muerda,

Aunque el sol se ponga y se calle el viento,

Aún hay fuego en tu alma,

Aún hay vida en tus sueños


Mario Benedetti



martes, 8 de noviembre de 2011

CONSTELACIONES



...Cerraré despacio la puerta...
para que los susurros no se escapen
y
se conviertan-
-con el resplandor de la luna-
en estrellas sonoras...

Cierro la puerta y allí las dejo...



jueves, 3 de noviembre de 2011

LA RAZÓN DE MI AUSENCIA (espero sepan comprenderme)




No logro pensar
me han invadido salvajemente
esos golpeteos insistentes
como gotas de agua taladrando mi mente
Como una sangría tardía
de sentimientos acobardados.

Por eso no estoy
porque apenas logro ser.
Porque apenas puedo
apacigüar
el huracán que vive dentro mío.

No logro pensar
sólo...palpito
alientos, miradas
palabras no dichas
y su tic tac
que me dice que aún debo esperar.

Ya lo he dicho...
no logro pensar
sacudida por este sismo.
Desprevenida...
agradecida...
y
con los pies al borde de un abismo.


Ecos

Paredes infranqueables sostienen su mundo. Paredes construídas con ladrillos huecos y si bien no son visibles, él escribe con una piedra ...