martes, 19 de enero de 2010

FINALMENTE LAMISTE TUS HERIDAS (vieja loba)


Sería muy poco honesto de mi parte no mencionar que el título está intimamente relacionado con el concepto descripto por la escritora Pinkola Estés en Mujeres que corren con los lobos. Pero también es honesto decir, que muchas veces concordamos con palabras o conceptos dichos por otras personas.
Esta es una pequeña historia, corta, nada especial.


El video estaba hermosamente confeccionado, en realidad más que un video era una edición fotográfica que también tenía músia. Lourdes con mucho cariño lo hizo para fin de año.
Y mientras lo observaba emocionada de pronto las imágenes comenzaron a distorcionarse como si por detras o por delante de las mismas un entramado suave, casi invisible entretejiera los rostros, los cuerpos, las vidas, uniéndolas de forma definitiva e irremediable.
De tras de esos rostros sinceramente felices y sonrientes se podían percibir gritos, llantos y desesperación..... Y seguí observando y ví que en ese entramado también se hallaban el esfuerzo, la esperanza silenciada, la lucha inconciente y las ganas de vivir y crecer casi sin darnos cuenta.

Este compilado de fotos no era más que un extracto en imágenes de todo aquello que en el transcurso de esos años fue transformando a mi familia y a mí.
Con la ayuda de algunas personas muy cercanas y queridas aprendí a llorar, a sentir dolor y soportarlo. Aprendí a entender y vivenciar que no moriría al hacerlo, es más que al hacerlo salía más fortalecida aún.
Y tal vez lo más importante , que de nada sirve esperar eternamente que alguien cure las heridas causadas a temprana edad o no tanto; que de nada sirve esperar salvadores para mis angustias o dolores y que la única forma posible para cerrar ciertas heridas es dándome el amor que no recibí cuando debieron dármelo. En otras palabras, como diría la escritora Pinkola Estes "lamiéndome las heridas".
Existe un lugar en mi corazón donde las personas que apuntalaron ese proceso viven y donde hay espacio reservado para un eterno agradecimiento.


El video terminó con lágrimas en mis ojos y con la felicidad de mirar este presente construido desde las ruinas, desde las profundas cavernas de nuestro interior, donde yacen los restos arqueológicos del alma, esencia indispensable para la reconstrucción de mi propio ser.

Entramados de historia, entramados de humanidad...que serenidad otorga el reconocerse parte imperfecta del mismo.

1 comentario:

  1. Muy hermoso lo que pusiste Su, la verdad que a mi me hizo sentir algo parecido. me dio mucha emocion al verlo terminado bien y fue hecho con un gran afecto y amor.
    La verdad que estoy muy contenta por haberlos conocido y ser parte de la familia. La verdad que yo también fui parte de muchas cosas, ojalá podamos seguir construyendo nuestras vidas juntos, lleno de paz y amor.

    T quiero

    Luuu

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

Ecos

Paredes infranqueables sostienen su mundo. Paredes construídas con ladrillos huecos y si bien no son visibles, él escribe con una piedra ...