LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

sábado, 26 de marzo de 2011

MI-TROPOLIS

Foto de Patricia Barbecam
-face CIELOS DE BUENOS AIRES-
Gracias Patricia por tus imágenes


Te enroscas en mi corazón
con cada bocanada de locura
que escapa de tus baldosas resfriadas,
por otoños lluviosos.

Te enroscas en mi corazón
como una serpiente que seduce
con el mortífero tintineo
de tu bello cascabel.
Con las corcheas de tus violines
y las fusas de tus bandoneones.

Y
más te enroscas... más de odio.

Por amarte así,
casi desde lejos,
casi desde un roce sutil,
vislumbrado por tu olor a colectivo
por tu olor a oficina y corbata.

Ya casi sin aliento,
te odio
en las esquinas de las rosas muertas
dormidas en pequeñas manos.

Y
te odio tanto,
con tu sabor a negro y amarillo,
con tu sabor
a sudores atormentados en algún subte
en algún maltrecho tren.

Y... si... te odio,
con la pasión que impide el olvido,
que impide desprenderme de tí,
renaciendo con fuego que arde
al compás de un chambergo...

Al ritmo
de dos cuerpos apretados
por los compases de tus malditos bandoneones
o por las convulsivas danzas
de tus barrios pecaminosamente
cercanos.

Te odio
en cada comentario que hago sobre ;
sobre tus baches,
sobre tus carteles en un ridículo inglés
que no quiero comprender.

Y
te odio más,
cada vez más,
cuando al song de este bandoneón
mi corazón danza sobre tus baldosas,
cuando mi alma
respira la mirada asombrada
de algún turista.

Ay!!! si supieras cómo te odio...
en cada taco aguja,
en cada fecha
en que en tu sexo nos atrae a
reunimos para gemir de
dolor...
de euforia..
de alegría...

Te odio tanto
porque muero sin tu olor a gasoil;
porque muero sin
los sonidos de zapatos rutinarios transitándote
como amantes adictos a .

Y
mis celos se alzan desmedidos
queriendo atraparte sólo para mí,
guardarte como un perfume
en la retina de tu escencia.

Tan perversa como bella
tu sexo me atraviesa
hasta que me fundo en tu propia
pesadumbre, en tu propio hastío,
porque no soy...
si no es en .


11 comentarios:

  1. Un odio hermosísimo.
    El amor bellamente disfrazado.
    Te sale del corazón.
    Gran poema Beatriz.
    Te felicito.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo sabemos: entre el odio y el amor, sólo hay un paso.
    Un abrazo ENORME.

    ResponderEliminar
  3. Lo dicho. del amor al odio solo hay un paso. Un precioso poema!

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. impactante recorrido por la ciudad a la que tanto le debemos,
    me encantó por su fuerza y sensibilidad y esa mirada,

    ResponderEliminar
  5. amores de cemento, y bandoneòn , símbolos fàlico que atraen irremediable, sensación de estar divididos, atravesados de pasiones por las ciudades que nos habitan y que habitamos. Es un poema potente y simbólico, un tropos excelente. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Te enroscas en mi corazón
    como una serpiente que seduce
    con el mortífero tintineo
    de tu bello cascabel.


    Mejor no digo nada porque tu lo has dicho todo en este poema , el odio , que no odia sino AMA

    Hermoso Bety :)

    Te dejo besos y abrazos

    ResponderEliminar
  7. Nunca tanto como hoy, el amor y el odio se encuentran separados por ese finísimo hilo, tan lejos y tan cerca, tan unidos y tan distantes.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Con tu permiso rescato esta joya

    "Ya casi sin aliento,
    te odio
    en las esquinas de las rosas muertas
    dormidas en pequeñas manos"

    Bellísimo el poema todo, pero esta estrofa me atravesó entera.

    Esta Buenos Aires que nos provoca amor y odio al mismo tiempo, esa mezcla infernal que se nos mete bajo la piel de una manera tan ambigua, tan extraña.

    (esta música uno de estos días me va a matar de algo)

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Cada verso atraviesa el alma de los que conocemos Buenos Aires..de San Telmo a Palermo..del Luna Park al Once...recuerdo aquellas noches de vino y flamenco..extasiado por su cemento que es un gris especial..de bandoneones y vociferio...en calles angostas que ampliábamos a besos..Buenos Aires..de diagonales y faroles muertos..del tango escondido mezcla de silencio y garrón..que en Puente Alsina un dia murió..
    Y hoy me encuentro con el alma porteña de tus versos..que son un cielo dentro de otro cielo...que se va a la memoria..de los que de alguna forma te odiamos y te queremos..
    Gracias Beatriz..mi orilla en tu orilla..

    ResponderEliminar
  10. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  11. Great work keep it coming, best blog on earth

    generic paxil

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

NO A LA VIOLENCIA

NO A LA VIOLENCIA
Todos juntos generando conciencia