LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

jueves, 24 de marzo de 2011

NUNCA MAS EL TERROR- NUEVO ANIVERSARIO DEL GOLPE MILITAR EN LA ARGENTINA

En este nuevo aniversario del golpe de estado producido en la Argentina en 1976, son muchas las cosas que llegan a mi memoria, de aquellos años, para mi adolescentes. Tengo el recuerdo, de titulares de diarios que anunciaban enfrentamientos de guerrilleros con fuerzas policiales, en distintas partes del país. El recuerdo de López Rega junto a la presidenta María Estela Martinez de Perón, en una nefasta imagen en blanco y negro, tanto en las fotos de los periódicos como en la televisión, aún en blanco y negro.
Los rumores de un golpe, asonaban por doquier como algo sabido y esperado por la mayoría de la sociedad (por lo menos esa era la impresión que tenía a esa edad.
A las cero horas del 24 de Marzo de 1976, se interrumpió la programación de todos los canales de televisión y con el fondo del Escudo Nacional, se escuchó la voz de Jorge Rafael Videla, anunciando el arribo al poder de la Junta Militar.
Recuerdo, que un escalofrío me recorrió el cuerpo, aún no teniendo la más mínima idea de lo que ocurriría.

Radio Colonia - la radio que se captaba y que provenía del Uruguay- comenzaba a relatar los hechos acaecidos en la argentina, y sin lugar a duda se convertiría en la fuente de información más confiable para nosotros. En muchas casas se estaba espectante de las noticias que por ella difundían, como alguien que escucha en secreto, con la radio bien pegada al oído.

Sería muy largo y tedioso describir cada sensación que el oscurantismo de esa época dejó particularmente a mí. Si voy a relatar algo que me tocó presenciar.
Eran las seis de la mañana, cuando levantada temprano con el objeto de estudiar, me instalé en el comedor de mi casa, cuya ventana daba a la calle. Abrí las persianas de metal, y a través de ellas podía verse un cielo gris plomizo.
Abocada a la lectura durante un tiempo largo, decidí levantarme y como se dice habitualmente, estirar las piernas. Me acerqué hacia la ventana y vi que sobre la calle, bien pegado y alineado al cordón de la vereda - frente al portón de mi casa-, estaba bien alineado un largo bulto envuelto en una bolsa negra.
Todos dormían en casa, menos mi padre que a esa hora ya se encontraba en el trabajo.
Con la inconsciencia y la curiosidad que caracteriza a los adolescentes, salí y me acerqué para ver de qué se trataba. Sin tocar nada, pude distinguir la forma de un cuerpo, embolsado que se cerraba con un nudo en la parte superior de la cabeza. Estremecida, pero conservando la calma, decidí llamar a mi padre y comentarle lo sucedido. El me aconsejó que inmediatamente cerrara las ventanas y que no llamara a la policía, que él lo haría desde su trabajo. Al rato me llamó y recordándome que no saliera ni abriera las ventanas, me comentó que según la policía, pasarían por el lugar en unos quince minutos.
Así, me quedé aguardando - y espiando a través de la celocía de las persianas - la aparición del móvil policial; pasaron los quince minutos, los treinta, y aproximadamente pasada la hora desde el llamado, un rastrogero sin caja en la parte trasera se detiene a unos metros de mi casa. Baja un hombre vestido de civil, se acerca al bulto y lo carga- como quien carga el cuerpo de una persona sobre sus dos brazos. Al hacerlo, cae de la bolsa una tierra rojiza. Practicamente tira el cuerpo en la cajuela de atrás y desaparece velozmente.
Con 16 años el corazón me latía fuertemente y una sensación inexplicable me embargaba.
Las sospechas de que nada era como decían que era, pasó a ser certeza. Pero una certeza maniatada, censurada. Había que preservar la vida.

Hoy muchos años después, me pregunto que hubiese sido de nosotros como sociedad, como país, si no hubiesen existido esas "locas mujeres de la plaza de mayo", esas corajudas, valientes, sufrientes también. Esas que aprovecharon la presencia del periodismo que nos visitaba por el mundial de fútbol, para gritar y denunciar lo que nos estaba pasando.
Sin lugar a duda, los hechos posteriores no hubieran sido los mismos. Hace pocos días se conmemoró el día de la mujer y me vienen a la mente las madres y las abuelas de plaza de mayo, como visagras indiscutidas de la historia.
No voy a hablar de las torturas ni del terrorismo de estado. Es más que sabido. Hoy quiero hacer mención, al rol fundamental que cumplieron estas mujeres en la finalización de la dictadura, y en los años posteriores a la misma.
Mi reconocimiento hacia ellas,porque una cosa es verlo por televisión y ahora.
¡Que coraje que han tenido al enfrentarse a esos monstruos!


EN LA PARTE SUPERIOR DERECHA PUEDEN ABRIR UN ENLACE RELATIVO AL TEMA. MUCHAS GRACIAS.


11 comentarios:

  1. Recuerdos parecidos, un mismo terror y un mismo pedido NUNCA MAS!!!!!!!!!!

    (tu relato es impresionante Susana, piel de gallina tengo)

    Un abrazo y el enorme reconocimiento a esas mujeres valientes.

    ResponderEliminar
  2. Un gran nunca mas!!!. Una anécdota escalofriante.
    un beso grande-

    ResponderEliminar
  3. Es tremendo lo cuentas y que miedo,esas madres coraje,se merecen todo el reconociento del mundo.

    Un besico enorme y me uno a ese nunca mas.

    ResponderEliminar
  4. BEATRÍZ,AMOROSAMENTE TE APLAUDO!!!ES PARTE DE ESTA,PATRIA? O EL USO,QUE HACEN DE ELLA?YO FUI MILITANTE,DE ATUL,UNLP,Y SOLO POR ESO,NOS TUVIMOS QUE ESCONDER...PERO UN RARO ACOMPAÑAMIENTO DE TODOS LOS PARTIDOS POLITICOS,QUE HOY LLORAN,EL PASADO MILITANTE...WAT? QUE SE INVENTARON!
    GRACIAS....ESPERO OPERARME EN ABRIL,TERMINE CON TODO LO PREQUIRURGICO, Y EL 30 DE MARZO,TURNO CLINICO,DEL EQUIPO DE TRAUMATOLOGÍA!
    ES UN RARO PENSAMIENTO...YA NO TENGO MAS RESTO,ESTO AVANZA CADA DÍA MAS...Y ME DUELE TODO,
    INCLUSO EL CORAZON!
    BESOSSSSSSSS,MUCHOS, ABRAZOS ENORMES
    GRACIAS GRACIAS GRACIAS!
    LIDIA-LA ESCRIBA

    ResponderEliminar
  5. Yo naci en el 79, no recuerdo nada de esa epoca. La escela se encargo durante 12 años de jamás hacer mencion del tema, sabemos de 25 de mayo y el 9 de julio, y la maquillada historia del 12 de octubre... Me sumo a tu NUNCA MAS y sobre todo pido porque se haga justicia de la mejor forma que tenemos la obligacion de hacer. No olvidando, teniendo bien presentes esos años negros.
    NUNCA MAS!!!!!

    ResponderEliminar
  6. Dias oscuros en que uno mafiosos uniformados..manipulaban una nacion para provecho propio. En américa fue tierra fértil para estos fascistas..
    Angustiante relato el tuyo..hemos vivido momentos asi en las dos orillas..Balaceas..persecuciones..muertes misteriosas..desapariciones forzosas..presos politicos y de consciencia..torturas..violaciones..era un caos manejado por unos corruptos..que estan pagando uno a no su locura golpista y su ambicion de poder absoluto a lo hitler..a lo musolini..o al nefasto franquismo..
    Un saludo a las madres de Plaza Mayo..forjadoras de conciencia en tiempos dificiles para la libertad de expresion..y que ellas supieron manejar con maestria los codigos para hacerse entender..entre la maraña de desinformacion y de informacion falsa de aquellos dias negros..
    Besos desde la otra orila

    ResponderEliminar
  7. Algunos llaman locura a la razón, sobre todo cuando tiene como finalidad el reclamo de un derecho que puede socavar su poder. Muy bueno el artículo, hacer memoria tambièn es poesía. Besos

    ResponderEliminar
  8. Querida Susana, tu relato preciso y devastador me ha emocionado mucho.
    Me reflejo en tus palabras y vienen a mi recuerdos muy parecido en que una monstruosa junta militar con el déspota y sanguinario Augusto Pinochet a la cabeza convirtió a Chile en una gran carcel y el patio un cementerio.
    Miles de miles de seres desaparecieron y otros tantos fueron torturados.
    Te envío un gran abrazo bien apretado desde esta Copenhague silenciosa y llovida.

    Ian.

    ResponderEliminar
  9. Sin olvidar la sangre ni perdonarla porque aún duele y debe dolerle también a la historia, cualquier dictadura es un asesinato ya de la libertad en sí misma, cada persona que calla es en su silencio - sin duda- una víctima y cada persona que no lo hace, un héroe.
    Qué experiencias más duras para una adolescente, Susana.
    Brindo por esas mujeres con coraje y por la libertad de todos los pueblos.
    Un beso ENORME.

    ResponderEliminar
  10. Magnifico post querida amiga Beatriz, es un homenaje el que das en tu post a ellas las mujeres luchadoras de la libertad.
    Haciendo memoria de las circunstancias, nunca más.
    Nunca más.

    Besos de MA para ti.

    Mil gracias por tu huella bloguera en mi post de mujeres heroínas ,unidas a las mujeres de tu post luchando en su día por la por la libertad...

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

NO A LA VIOLENCIA

NO A LA VIOLENCIA
Todos juntos generando conciencia