domingo, 10 de abril de 2011

UN CAFE ... UNA SILLA

Besa anhelos
en las letras en un libro,
-un cúmulo de papel y tinta negra-.
Un decantar
de minutos trastocados en siglos.

Trastocados en una espera
llena de veranos.
Llena de sudores llorando sobre el papel,
destiñendo argumentos,
borroneando historias.

Espera cargada
con el deseo de un cigarro
- ya no permitido-,
junto al café que entibiara su alma
durante racimos de tardes;
racimos de noches solitarias
desgranándose en
cada vuelta de página.

Ya su empobrecida cabellera luce
opacada,
sin color, sin perfume.

y
su rostro casi invisible-
-tras un vidrio cualquiera-,
se maquilla con lentes de aumento
y
como ritual
continúa besando letras...

Sólo cada tanto,
levanta su mirada resignada,
sabe que ella estará como siempre...
sencillamente vacía.



13 comentarios:

  1. COMO SIEMPRE AMIGA, TUS POESÍAS LLENAN EL ALMA, DE NOSTALGIAS, RECUERDOS, TRISTEZAS Y ALEGRÍAS

    ResponderEliminar
  2. :(
    Uno busca la compañía de las páginas de cualquier libro evitando mirar esa silla vacía que parece estar ocupada mientras los personajes toman vida entre las letras del texto... mas apenas levantamos la mirada desaparecen mostrándonos la maldita ausencia...

    ResponderEliminar
  3. Melancólico poema, besar las letras consagrarlas con los sentimientos, esos que se mezclan con la tinta y vamos grabando el alma...que desgarra el papel con la belleza de unos versos que saben a dolor ...a soledad... pero vacios nunca ...es cierto vamos vaciando en con los vocablos que ofrendamos parte de nuestra esencia, pero la ánfora se vuelve a llenar de vivencias y comienza la rueca a girar de nuevo es un ciclo que no tiene fin ...hermoso poema Beatriz
    Pd: espero te mejores, te entiendo bien, yo voy saliendo de una época difícil , con mi hija lejos ,que estuvo enferma , aun no hay la estabilidad que deseo en mi vida , me enfrento a otra mudanza. En fin así es la vida mi querida Beatriz mejor respiremos la esperanza y abracemos la alegría de las pequeñas cosas que nos dan felicidad...besos

    ResponderEliminar
  4. minutos o siglos ,para el que espera todo tiempo es eterno, mientras la vida deja sillas y corazones vacíos, las letras nos siguen llenando el alma. La vastedad de páginas que nunca nos dejan vacías. Como hoy, tu poema me llena de presagios y melancolía. Besos BEA

    ResponderEliminar
  5. Que bellas y profundas letras, me voy con el alma empapada de sentimientos. Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  6. un café, una siila y el poema que nos los sirve en bandeja, para nuestro deleite al leerlo,

    ResponderEliminar
  7. ¡Ay, duele!

    Cuanta gente sola que hay.
    Lo has escrito tan bien...

    Besos!

    ResponderEliminar
  8. Me gusto esta parte:
    Espera cargada
    con el deseo de un cigarro
    - ya no permitido-,
    junto al café que entibiara su alma
    durante racimos de tardes;
    racimos de noches solitarias
    desgranándose en
    cada vuelta de página.
    Lindisimo.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. Bonito poema Bea,para terminar este lunes.

    Un besico guapa

    ResponderEliminar
  10. inunda tristeza tu poesia de una maestria inusual..manejas como cirujano el bisturí cada palabras para meterse en la soledad..escarbarla...para encontrar el recuerdo.
    Un beso orillero..leerte es llenarse de poesia..

    ResponderEliminar
  11. Besando las letras como tu haces, llenando la vida de color y los momentos de sentimientos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. La melancolía se apodera de una escena triste, vacía y aparentemente sin retornos, pero lo hace con la fuerza de una poesía que no se calla nada, porque para eso es poesía.

    Muy buena imagen, Beatriz.

    Un beso grande :)

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

LOS LATIDOS DE MAYANA

       Kalimani  ,   aprendió de su abuelo Katochi , todo lo que un niño de 14 años debía saber ; sentados frente a frente y con s...