martes, 18 de octubre de 2011

EN SILENCIO



Convertiré el néctar
de mi boca
en ardiente tinta
y
la roja tinta
la convertiré en letras

Con el roce de mis dedos
dibujaré mi amor
en tu cuerpo
como un tatuaje
invisible
en el lenguaje más eterno

Y
en la
trasnoche de tu olvido
el vino del recuerdo beberé
en mis latidos
tallando en tu espalda
mi nombre
para abrazarme a ti
como el aliento de un ángel

y
crearé un poema
de sábanas nuevas
y
el sol cerrará mis alas
para que en mi valle y mis montañas
te enciendas como el
fragor de aquél viejo fuego

10 comentarios:

  1. Hay fuegos que son siempre nuevos, como las letras que pintan los poemas que creás. Hermoso!!Besos

    ResponderEliminar
  2. Un poema de sabanas nuevas..., sin duda no hay poema mejor.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Tu valle y tus montañas se encienden
    Con lenguaje más eterno dibujas en el alma "el tatuaje"
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. precioso poema hoy día de lucha contra el cáncer de mama....
    Un abrazo siempre, Beatris.

    ResponderEliminar
  5. Sabe a poema recién nacido, me encantó!

    (al recital de poesía erótica tendrías que haber ido vos)

    Besos!!!!

    ResponderEliminar
  6. Hermosa poesía. Beatriz siempre es un enriquecimiento pasar por tu blog.

    mariarosa

    ResponderEliminar
  7. Un sueño..un motivo..una poeta..y nace la ilusión..
    Besotes orilleros

    ResponderEliminar
  8. Viejo juego sensual y eterno .. Precioso .. una rosa y un sonoro beso

    ResponderEliminar
  9. gracias infinitas por anegar nuestra alma del dulce néctar que desprenden tus letras sensible poeta, besinos de esta amiga admiradora que te desea con cariño feliz fin de semana.

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

LOS LATIDOS DE MAYANA

       Kalimani  ,   aprendió de su abuelo Katochi , todo lo que un niño de 14 años debía saber ; sentados frente a frente y con s...