martes, 27 de febrero de 2018

Otoño


Caen mis hojas plateadas
como siembra incierta
de una tierra devastada

Caen una tras otra
sin piedad del tiempo
sin piedad de aquello ausente

Y
 es verdad
 que nunca supe
que sólo soñé el sueño
de los inconscientes

Que trasnoché
 amores intangibles
que hoy soy árbol
 de tronco seco y hueco.

Caen mis hojas plateadas
como siembra 
de una tierra devastada.



3 comentarios:

  1. Felicito, está escrito de una manera contundente y bella dentro de lo dramático. Pero ¿sabes? amo el otoño, no solo porque en la zona donde vivo es grata su temperatura y lleno de colores agradables sino porque también encierra lo latente, lo que luego vuelve a aparecer, la primavera es gestada por el otoño. En todo está ese otro lado de la vida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Hermoso, como te volvés otoño en el poema. Saludos!

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

Otoño

Caen mis hojas plateadas como siembra incierta de una tierra devastada Caen una tras otra sin piedad del tiempo sin piedad ...