jueves, 26 de agosto de 2010

TRES CUERPOS

Sobre las blancas sábanas, yacían de espaldas un hombre y una mujer desnudos, boca abajo y en paralelo. Por encima de ellos- atravesado, el cuerpo de otra mujer,también boca abajo y desnuda.
Los tres parecían inertes, sin embargo, el tercer cuerpo despertó como de un letargo, percibiendo en su piel, la frialdad de los otros dos y levantó su mirada hacia una imagen, que como un holograma se materializaba: una pequeña niña internándose bajo las cobijas por pedido de su padre.


17 comentarios:

  1. Tres cuerpos en posición de arpegio el número de la muerte en la cábala de Innot..el blanco representa la epopeya de la huida hacia los polos en la cultura nórdica. La aparición provoca un distosión en la vertiente de los cuerpos..y transforma un (cuerpo) en niña..por lo tanto su ancentral aparición provoca la resucitación..según el Libro de los Muertos.
    Paraisos perdidos para ti..desde el sur

    ResponderEliminar
  2. me fascinó la niña que se materializaba, para meterse en la cama...deberé leer paraíso perdido y el libro de los muertos para entender. deliciosamente escalofriante. saludos

    ResponderEliminar
  3. Una imagen inquietante.
    Esa niña me descolocó.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Pues, Prudencio, si lo que expresas es así tal cual, la conjunción de los tres items que exponen casi a la perfección lo que he querido expresar con lo escrito.
    Me ha dejado helada esa simbología, la desconocía y no lo escribí así por eso.
    Impresionante. Gracias.
    Un beso grande y gracias por tus más que interesantes palabras.

    Querida Claudia, que leas esos textos sería buenísimo, sin embargo para enterder sólo deberás animarte a seguir el camino de lo escalofriante...es mucho más sensillo que lo que te atreves a pensar.

    Un saludo grande y gracias por tus bellas palabras.

    Querido Toro
    Eres un Toro bravío de verdes praderas y tu alma fresca no reconoce ciertos rincones oscuros donde las niñas a veces están.
    Gracias Torito querido por estar siempre, gracias otra vez!!! Un beso grande!!!

    ResponderEliminar
  5. La historia en sí me parece misteriosa, pero después de leer el comentario de Prudencio.... wow

    ResponderEliminar
  6. Hola Bea,intrigante relato....me gusta ese intimísmo..buen dia, gracias, besos

    ResponderEliminar
  7. Un escrito donde la simbología del amor aparece disfrazada de tres corazones palpitando al unísono.

    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Mágico y fascinante. No conocía la simbología...
    besos.

    ResponderEliminar
  9. Sentí escalofríos al imaginarlos.
    Algo nuevo aprendo con este escrito.
    Un gran abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  10. Hola Bea,escalofriante y misterioso relato.
    Un besico

    ResponderEliminar
  11. No conocía esta simbología, ya ves que cada día se aprende algo nuevo.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Hola Beatriz, gracias por pasar por mi Blog, de esa forma conozco el tuyo...Tu escrito un tanto escalofriante me instala en los vericuetos de las interpretaciones simbólicas y paganas, desconocía su significado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  13. ESTO VA.

    No te digo mas, vos vas a entender ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Magico tu blog me encanta unamos las letras

    ResponderEliminar
  15. Mi querida Gracias por contestarme No sigo a nadie pero escribo y contesto a todos.
    Te dejo un beso desde Belgrano en Bs As

    ResponderEliminar
  16. El texto en si es fascinante como te lleva a imaginarlo y con el primer comentario.. ufff!
    Interesante.

    Un abrazote y gracias por siempre estar!!
    Besos!

    :D

    ResponderEliminar
  17. excelente!!!
    cuanto significado!!!
    la mujer adulta y la niña... la vida y la muerte entre las sabanas! ufff

    besos
    graciela

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

LOS LATIDOS DE MAYANA

       Kalimani  ,   aprendió de su abuelo Katochi , todo lo que un niño de 14 años debía saber ; sentados frente a frente y con s...