lunes, 29 de noviembre de 2010

TORRENTES



Un torrente sin compasión,
inundó la bocacalle.
En sus rejillas
quedaron ancladas las palabras
y
los gemidos con perfume a azahares.

Sin miramientos,
arrasó la bocacalle de la garganta
convertida en colador.
Nada entraba y poco salía
en la demencial tormenta.

La luna se dio media vuelta
y una luz mortecina
brilló en los rostros atrapados...
fantasmagóricos...
que yacían sin vida
en la bocacalle de la garganta.


12 comentarios:

  1. El torrente se llevó hasta los sueños.
    Que pena.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Qué buen poema!!

    Hice dos lecturas de él, una metafórica y la otra tristemente real.

    Un torrente que tiene a una mujer escondida entre sus manos y ahogada con el agua que brota de su garganta, duele.

    Gran poema Su, besos!

    ResponderEliminar
  3. hoy tu poesía , no parece tuya, es algo tenebrosa, mas anárquica , distinta, parece que prevalecen los sentimientos a la rima.
    es como si la tormentA te revolucionase el alma.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Torrentes que a veces llegan y nos arrebatan sueños...triste poema pero bello...que pases un bellisimo martes..abrazotes para ti

    ResponderEliminar
  5. Los torrentes son corrientes que devastan nuestras vidas y nos dejan llenos de un vacío intocable...
    besos.

    ResponderEliminar
  6. Cuantos sueños rotos,hay detrás de esos torrentes.

    Un besico

    ResponderEliminar
  7. Torrentes, aguaceros, tormentas, que nos desarman los sueños, las esperanzas...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. de los torrente aprenderemos a vivir..nada se pierde cuando sabemso aprovechar la fueza de las desdichas..siempre nace un atronado bullicio...cuando el sol...deja inerte al torrente.
    Besotes desde ee sur

    ResponderEliminar
  9. la poeta nos relata, a su modo, una tragedia que cada tanto se repite,
    está muy bien el poema, que nos lleva a mirar con otros ojos,

    ResponderEliminar
  10. cuántos rostros sin vida se tragan las gargantas, en torrentes sin compasión. Muy buena y acertada tu metáfora. Perfecta con el acompañamiento de "el perfecto asesino. Besos enormes BEA

    ResponderEliminar
  11. Malditos torrentes,
    que se llevan todo
    en el lugar incorrecto.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Un poema conmovedor en cualquiera de sus acepciones, metáfora y realidad se dan la mano para que no olvidemos que la vida tiene sus luces y sus sombras.
    Un beso enorme, Beatriz.

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

Ecos

Paredes infranqueables sostienen su mundo. Paredes construídas con ladrillos huecos y si bien no son visibles, él escribe con una piedra ...