miércoles, 6 de julio de 2011

LA ESQUINA DEL INSTANTE

Se detuvo el tiempo
en la esquina dorada
y
fui miles de palomas
en armonioso vuelo
adorando el viejo árbol

Fui miles de palomas
libres
coronando mi cuerpo
de sentires ágiles
de perfumes añorados
y
de roces presentidos
en ternuras susurradas

Y
fue en esa esquina bañada en oro
donde el instante
detuvo al tiempo



2 comentarios:

  1. Ay, ese tiempo detenido y dorado, me recordó una vieja canción, te acordás de "ata una cinta amarilla al viejo roble" ???

    Hay lugares que son definitivos, por mas que duren un instante.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. El tiempo detenido vive en los recuerdos.
    Que felices somos en algunos...

    Besos.

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

Ecos

Paredes infranqueables sostienen su mundo. Paredes construídas con ladrillos huecos y si bien no son visibles, él escribe con una piedra ...