domingo, 10 de julio de 2011

SOLO UNA APARICION (me habían dicho que existía el amor)


Te observé de lejos
como el oasis
de mi sed añeja...

Y
caminé el lecho de tu arroyo
aguardando la claridad de tus aguas,
mas sólo desviaste tu curso
una vez más.

Y
caminé los surcos que has
dejado en el latir de mis venas,
de mis labios
de mi piel reseca.

Te has bebido mi sangre
-sin compasión alguna-
mi aire fresco
mi pasión
mi furia
mi ternura
y
hasta mi dolor.

Has corroído mi esperanza
-has sido sutilmente cruel-
mostrándome tu rostro inaccesible
tu caricia disfrazada de realidad.

Y
te vi escabullirte en mis años
-ignorándome-
Hoy
me he desgarrado con el último grito de odio
que dejaste vivo..

Ya
no soy más que
que un ánima deambulando
sobre los adoquines de un recuerdo
o
la triste aparición de un reflejo
bajo la luz de la luna.

4 comentarios:

  1. Con todo lo duro que es el poema he de decirte que me gusta mucho.
    Si, triste, desgarrador, desolado, etc. pero me gusta mucho.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Me pasó lo mismo que a Toro, me pareció tristísimo el poema, pero bello a la vez.
    De una belleza que duele, tanto como el amor cuando nos da la espalda.

    Un abrazo fuerte!

    ResponderEliminar
  3. Eso pasa cuando la rendición de un corazón es pagada con la moneda del abandono. Bello tu escrito. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Pueden herirnos a muerte sin habernos matado.

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

Ecos

Paredes infranqueables sostienen su mundo. Paredes construídas con ladrillos huecos y si bien no son visibles, él escribe con una piedra ...