domingo, 19 de diciembre de 2010

DESIERTO DE CARA AL SOL

Una herida abierta
un codo
una mano
una pierna

Una ilusión alimentada
un desafío frente a
un espejo

Un alma
una agonía de horas en
una rodilla quejosa
y
ellos, siempre ellos
los surcos
transitados a oscuras
pero de cara al sol

Siempre de cara al sol
fútil tosudez
danzando un ritual
de agua sin arribo



10 comentarios:

  1. Parece difícil curar un surco, pero todo depende del agua que lo riegue.
    Parece difícil curar una arruga, que labró el tiempo y las preocupaciones, pero todo depende de la mano que acaricie la piel.

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cómo duelen los surcos del alma, cómo duelen...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Muchas almas viven de cara al sol, y nadie les ofrece una gota de agua para mitigar su sed.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  4. Primero, me gustó mucho el poema.

    Es que encontré en estos surcos la palabra ilusión, desafío, sol, tozudez, y un alma que maneja estas posibilidades con seguridad no se seca, puede pasar sed y sentir que se deshidrata, pero sabe que en el desierto se esconden pozos de agua.

    Un abrazo.
    Nunca me iría de tu blog, Leonard Cohen y su voz, ahhhh!!!!!!

    ResponderEliminar
  5. Cada vez más surcos.
    Cada vez menos sol.

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. leí tu recioso poema con la canción de Leonard Cohen y me quedé pensativo...
    Precioso!
    Feliz Navidad.

    ResponderEliminar
  7. Que bonito Beatriz,aúnque hay surcos que son muy dificiles de cerrar y son los que más duelen
    y haria falta mucha agua para que cerrasen.

    Te mando un besico enorme

    ResponderEliminar
  8. y se nos va el año! así como rapido,rapidisimo,
    me siento halagada, que estes entre mis seguidores,que son robados por otros seguidores,
    pero no interesa...es hermoso el planteo poético,
    muy bello! no sueñes con que se arregle mi blog!
    existe no se como...
    te invitaria a participar en POESIA Y PROSA, donde hay poetas de verdad...en mi blog está ahí,ya que me invitaron,pinchas y te lleva...es mi invitacion de fin de año!
    gracias Beatríz!
    un gran abrazo
    lidia-la escriba

    ResponderEliminar
  9. Veo la impotencia, cómo puede haber sed en la vida, eso lo veo y me hace reflexionar, gracias por este poema!

    ResponderEliminar
  10. Beatriz, las ilusiones tambièn suelen ser una herida abierta,un canal por donde llegue el agua a ese desierto. BESOS Y FELICIDADES!!

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

LOS LATIDOS DE MAYANA

       Kalimani  ,   aprendió de su abuelo Katochi , todo lo que un niño de 14 años debía saber ; sentados frente a frente y con s...