jueves, 31 de agosto de 2017

Confesiones de licores y madrugadas






Arde
 el escondrijo
de aquello indecible
de lo que se entrega
a la hora 
en que las cortinas caen.

Arde
la soledad que alienta 
el reverdecer de la esencia
en la palabra
en el silencio
en la música.

Arde
apasionadamente
el Ave fénix
que te aguarda
siendo llama 
o
 cenizas


4 comentarios:

  1. Lo que arde es historia viva y si de resurgir se trata, seamos ceniza primero para luego volver a arder.
    Que lo indecible aparezca, estaremos preparados.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Cenizas.
    Eses es el futuro.
    El Ave Fénix, dimitió.

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. me encanta la musica las letras me gusta tu Blog besossssss

    ResponderEliminar
  4. Me gustó. Que sea llama ese Ave Fenix, nunca ceniza.

    mariarosa

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

LOS LATIDOS DE MAYANA

       Kalimani  ,   aprendió de su abuelo Katochi , todo lo que un niño de 14 años debía saber ; sentados frente a frente y con s...