jueves, 4 de marzo de 2010

¿SOMOS UNA REPUBLICA?--( La importancia de las Instituciones)











Para los argentinos que lo lean,

podrán estar de acuerdo o no, pero para mí,
ésta es una terrible realidad que seguimos padeciendo.

Nuestro territorio es el que nos alberga y nos reúne,con el objeto de llegar a ser en algún momento una verdadera república.

A la izquierda se encuentra la imagen de nuestro Congreso Nacional,
y a la derecha la imagen tan conocida del símbolo de la justicia.
Hace mucho tiempo que en nuestro país,
los ciudadanos y los goberantes parecemos no comprender que en ésta democracia realmente inmadura,
existen tres poderes independientes (por lo menos así debería ser).
Y en esa inmadurez, los intereses de cada sector se entremezclan en guerras internas que no nos llevan a nada.
Pero hoy, hoy fue especial.
Cuando por cadena nacional la presidenta,
(según mi forma de ver cada vez más lejos de los criterios democráticos),entre otras cosas, acusó al parlamento de intentar desestabilizar al gobierno por no votar las leyes o decretos que el mismo les remite.
Por primera vez en todos estos años donde la línea Kichtnerista se encuentra al mando del poder ejecutivo,
ésta es la primer oportunidad donde el gobierno se encuentra con un parlamento,
cuya oposición, supera en número al oficialismo,
a fin de conseguir el cuorum necesario para secionar.
Y, en este caso, se trata ni mas ni menos que el decidir si utilizar las reservas del Banco Central a fin de pagar la deuda externa.
Y en éste tema uno puede o no estar de acuerdo, pero esa no es la cuestión.
Por lo menos para mí...
Lo que me asusta de esta situación,
es que, ante los vetos del congreso a las propuestas del poder ejecutivo,
el mismo recurre a la justicia.
Pero cuando la justicia,
interpreta que es el congreso el que debe decidir sobre éstos asuntos.
El poder ejecutivo se brota,
se enoja y comienza a realizar múltiples acusaciones para un lado y para el otro.
Acusar a al congreso y al sistema judicial de un intento de desestabilización del gobierno, me parece aberrante.
Porque, para eso están los tres poderes separados,
para que cada uno realice su trabajo, aportando los distintos aspectos que constituyen a una república
Ya que, por un lado el parlamento representa a todos los argentinos
y la justicia debe garantizar el cumplimiento de la constitución nacional.
Entonces, me preocupa que "para ser democráticos debamos ser en realidad casi monárquicos".
Ya que por lo visto,
cuando las resoluciones de los otros poderes no coinciden
(por lo motivos que fueran y estando acertados o no),
con lo que la representante del poder ejecutivo tiene en mente, de pronto son desestabilizadores de la democracia.

¡Qué ironía!... si justamente la democracia permite esta independencia de poderes, que es justamente lo que garantiza que no se convierta en una dictadura.
Yo no estoy haciendo un juicio de valoración
sobre si lo propuesto por el poder ejecutivo es
o no beneficioso para la nación
Lo que sí me preocupa seriamente,
es que desde el mismo gobierno se atente
contra la independencia de los poderes, base fundamental de nuestros derechos , tan vapuleados.
Porque como pueblo,
si nuestros representantes del congreso cometen errores,
deberemos saber tenerlo en cuenta para las próximas elecciones.
No queremos " paternalismos ni maternalismos"
, convirtiéndonos en muñecos que servimos sólo para hacerlos subir al poder.
No queremos ser rehenes de la lucha de poderes.

Sólo, cuidar y muy bien,
aquello por lo que hemos sufrido tanto para recuperar:

LA DEMOCRACIA

Con sus instituciones funcionando y con absoluta independencia.

YO NO QUIERO
Que traten de intimidarme diciéndome: "si el congreso no vota lo que yo digo, corre peligro la democracia".
No caeré en esa trampa.
Siempre he de privilegiar la democracia,
aunque, para que ésta comience a funcionar armónicamente nos lleve muchos años de acuerdos y desacuerdos.

EL QUERER MARCHAR TODOS A UN MISMO PASO ME TRAE MUY MALOS RECUERDOS.

LA DIVERGENCIA ES LIBERTAD

2 comentarios:

  1. Ya lo has dicho todo, nada de dejarse manipular, están acostumbrados a tenernos atontados y distraidos con miles de cosas para que caminemos como borregos rumbo al matadero.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Já!
    ¡Cuanta razón tenés!
    Lo que pasa es que la señora presidente, si no estás de acuerdo con ella enloquece y hace cualquier cosa como una criatura caprichosa.

    Qué les pasa?
    Realmente qué les pasa???????

    Besos.

    ResponderEliminar

Has entrado en La Caja, cuéntame lo que encontraste, déjame tu huella, quedará guardada.

LOS LATIDOS DE MAYANA

       Kalimani  ,   aprendió de su abuelo Katochi , todo lo que un niño de 14 años debía saber ; sentados frente a frente y con s...